jueves, 20 de febrero de 2014

La liberación del Tíbet del yugo feudal lamaísta y la contra-propaganda occidental contra China

¿Que era el Tibet antes de la llegada del Socialismo?

Tibet es uno de los lugares mas remotos del Planeta. Es una meseta en el corazón de Asia, separada del sur de Asia por las mas altas montañas del mundo, el Himalaya. Seis cordilleras dividen la región en valles aislados. El Tibet había pertenecido a China desde hacia 700 años pero la falta de comunicaciones le había aislado de China y del mundo.



El budismo penetró en Tibet en el siglo VII de nuestra era [1]. El principe Strong-tsan-gampo, artífice de la unidad del Tibet, empleó esta religión en su tarea unificadora. Durante mucho el tiempo el budismo fue la religión de la cúpula feudal mientras que el pueblo practicaba ritos chamanistas y de clan (religión bon o bon-po).

A partir del siglo IX el budismo se extendió en el pueblo bajo la forma mahayana. A comienzos del siglo X el partido antibudista apoyado en la vieja aristocracia feudal lanzó persecuciones contra los budistas. Pero los budistas consiguieron asesinar al rey Lang-darma y vencer. En el siglo XI el budismo venció definitivamente bajo la forma de una nueva corriente llamada tantrismo. Durante los siglos XI y XII se construyeron en Tibet numerosos monasterios budistas con multitud de monjes llamados lamas. En 1271 Kublai Khan, fundador de la dinastía mongol de los Yuan (1270-1370), nombró al jefe de la secta budista mas importante ministro de asuntos civiles y religiosos de Tibet.. La dinastía china de los Ming, que reinó de 1368 a 1644, protegió también a la religión budista pero aplicó una política de fragmentación del país que la debilitaba. Surgió una corriente budista reformadora que impuso una severa disciplina monacal y la obligación de llevar ropa y gorros amarillos. Todo el poder se concentró en manos de dos jerarcas supremos: el Panchem-rimpoche y el Dalai-rimpoche (futuro Dalai Lama). Ambos fueron declarados encarnaciones de las deidades budistas mas veneradas.

Nominalmente la máxima autoridad del Tibet eran los emperadores chinos que cobraban impuestos y nombraban funcionarios encargados de cobrarlos pero los jerarcas budistas ejercían mucha influencia local. En 1639-1640 el jan mongol Gushi asesinó al príncipe local y transfirió todo el poder secular al Dalai Lama. Al comienzo de la dinastía manchú China restableció su soberanía sobre el Tibet pero el poder real permaneció en manos del Dalai Lama y, sobre todo, en manos de los lamas supremos que le rodeaban. En el Tibet se estableció una forma peculiar de régimen feudal en que los grandes señores (monjes y seglares) dominaban una masa de campesinos privados de derechos y el poder político era acaparado por los jerarcas budistas. En lo mas alto de la jerarquía estaba el Panchem-Lama considerado padre espiritual del Dalai Lama que era quien tenia el poder temporal. Una autora china escribió que “sólo 626 personas poseían el 93 % de la tierra y la riqueza nacional y el 70 % de los yakes[2] en Tibet. Entre ellos estaban los 333 cabezas de monasterios y autoridades religiosas y las 287 autoridades seculares (contando la nobleza y el ejército) y seis ministros del gabinete” [3]. La clase alta la formaban cerca del 2 % de la población y el 3 % eran sus agentes: capataces, administradores de sus fincas y comandantes de sus ejércitos privados. El 80 % eran siervos, el 5 % esclavos y 10 % eran monjes pobres que trabajaban como peones para los abades y rezaban. A pesar de la supuesta regla lamaísta de no violencia estos monjes eran azotados continuamente.

Hoy, el actual Dalai Lama se presenta ante el mundo como un hombre sagrado a quien no le interesan las cosas materiales. La realidad es que fue el principal dueño de siervos del Tibet. Según la ley era dueño de todo el país y de sus habitantes. En la practica su familia disponía de 27 fincas, 36 prados, 6.170 siervos y 102 esclavos domésticos.

Las horribles condiciones de vidas de las masas populares.

La vida de los siervos tibetanos antes de 1949 era breve y durísima. Tanto los hombres como las mujeres trabajaban en las tareas mas sacrificadas y en el trabajo forzado llamado ulag durante 16 o 18 horas al día.. Debían entregar a los dueños (quienes no trabajaban) el 70 % de la cosecha. No podían usar los mismos asientos, palabras ni utensilios que los dueños. Los castigaban con latigazos si tocaban alguna cosa del propietario. No podían casarse ni salir de una finca sin permiso del amo. Los siervos y las mujeres eran considerados animales parlantes que no tenían derecho a mirar a la cara a los amos. El experto en Tibet A. Tom Grunfeld relata que una hija de los dueños hacia que sus siervos la alzaban para subir y bajar las escaleras [4]. A los esclavos los golpeaban, no les daban comida y los mataban de trabajo. En la capital Lhasa se compraban y vendían niños.



La palabra mujer, kimen, significaba nacido inferior. Las mujeres tenían que rezar “que yo abandone este cuerpo femenino y renazca como varón”. Los jerarcas religiosos les impedían levantar los ojos mas allá de la rodilla de un hombre. Era común quemar a las mujeres por ser “brujas”, a menudo porque practicaban los rituales de la religión bon.Dar a luz gemelos era prueba de que una mujer había copulado con un espíritu malo y en las zonas rurales era frecuente que quemasen a la madre y a los gemelos recién nacidos. Un hombre adinerado podía tener muchas esposas y un noble con poca tierra tenia que compartir una mujer con sus hermanos.

El pueblo sufría constantemente de frío y hambre. Antes de la liberación no había en Tibet ni electricidad ni carreteras ni hospitales ni casi escuelas. Muchos siervos enfermaban a causa de la desnutrición mientras algunos monasterios atesoraban riquezas y quemaban grandes cantidades de alimentos como ofrendas. La mayoría de los recién nacidos morían antes de cumplir un año. La mortalidad infantil era en 1950 del 43 %. La viruela afectaba a una tercera parte de la población y en 1925 exterminó a 7 mil habitantes de Lhasa. La lepra, la tuberculosis, el bocio, el tétanos, la ceguera, las enfermedades venéreas y las ulceras causaban gran mortalidad. La esperanza de vida en 1950 era de 35 años.

Las supersticiones extendidas por los monjes les hacían oponerse a los antibióticos. Les decían a los siervos que las enfermedades y la muerte se debían a los pecados y que la única manera de prevenir las enfermedades era rezar y pagar dinero a los monjes.

Los feudales mantenían al pueblo en la incultura mas completo para mejor someterlo y lavarle el cerebro. En 1951 el 95 % de la población era analfabeta. El lenguaje escrito solo servia para el culto religioso.

El sistema feudal impedía el desarrollo de las fuerzas productivas. No permitía el uso de arados de hierro, extraer carbón, pescar, cazar, ni hacer innovaciones sanitarias de ningún tipo. No había ni comunicaciones ni comercio ni ninguna industria por elemental que fuera. Mil años atrás cuando se introdujo el budismo se calcula que en Tibet vivían 10 millones de personas pero en 1950 solo quedaban dos o tres millones.

¿Cómo llegó el Socialismo a Tibet?

El Partido Comunista de China (PCC) se planteó un problema en relación al Tibet: el tremendo atraso y la dominación feudal hacia imposible el estallido de una rebelión de los siervos sin ayuda exterior. Pero era necesario intervenir en Tibet antes de que se convirtiese en una plaza fuerte de la contrarrevolución desde la que las clases dominantes derrocadas de China, los feudales locales y el imperialismo pusiesen en peligro la joven Republica Popular de China (RPC). Los feudales lamaístas se habían mostrado complacientes con los colonialistas británicos que entraron en Lhasa en 1904 desde la India y con el intento norteamericano de reconocer un Tibet “independiente” en 1949 con un asiento en la o­nU. La practica confirmaría que al igual que en otros lugares, la clase dominante local se aliaria con las fuerzas imperialistas para combatir al enemigo común, la Revolución socialista triunfante.

Los comunistas sabían que la Revolución no se puede exportar a otro país en las bayonetas de un ejército ocupante y es por eso que actuaron con tacto y prudencia hasta crear las condiciones de un movimiento revolucionario bien arraigado en el seno de las masas populares tibetanas. El Ejército Popular de Liberación (EPL), ejército de campesinos revolucionarios forjado en 20 años de combates y dirigido por el PCC, avanzó hacia las llanuras tibetanas en octubre de 1950. En Chambo derroto fácilmente al ejército enviado por los feudales tibetanos pero allí detuvo su marcha y les mandó un mensaje con una propuesta: Si Tibet se integrase en la República Popular de China (RPC) el gobierno de propietarios de siervos (llamado Kashag) podría seguir gobernando durante un tiempo bajo la dirección del gobierno central popular. Los comunistas no abolirían las practicas feudales ni tomarían medidas en contra de la religión hasta que el pueblo no apoyase los cambios revolucionarios. El EPL protegería las fronteras para evitar una intervención imperialista. El gobierno feudal acepto la propuesta y firmo el “Acuerdo de 17 puntos” que reconocia la soberania china y se aplicaba en las zonas sometidas al Kashag y no en otras zonas tibetanas donde vivía la mitad de la población [5]. El 26 de octubre de 1951 el EPL entro pacíficamente en Lhasa bajo el mando del general Zhang Guojua.



La conspiración contrarrevolucionaria de los nobles lamaístas.

Lógicamente los feudales no acogieron con los brazos abiertos a los comunistas sino que empezaron a conspirar para intentar perpetuar su sistema de dominación. Hicieron lo posible por enemistar a sus siervos con el EPL: difundieron rumores de que los comunistas usaban sangre de niños tibetanos como combustible para sus camiones, les acusaba de “matar perros” por eliminar los perros rabiosos que aterrorizaban a la gente,… Ciertos monasterios se convirtieron en centros de la actividad secreta contrarrevolucionaria y en almacenes de armas que la CIA norteamericana enviaba desde la India. La CIA estableció un centro de entrenamiento de agentes tibetanos en el campo Hale de Montanas Rocosas en Colorado por su gran altitud. También fueron entrenados mercenarios tibetanos en bases yankis de Guam y Okinawa [6]. En total los EE.UU. entrenaron militarmente a 1.700 tibetanos en los años 50 y 60.

El EPL tenia ordenes estrictas de respetar a la población, sus cultura y sus creencias incluso sus temores supersticiosos que no podían ser erradicados rápidamente. Los siervos se sorprendieron cuando fueron contratados por un sueldo para construir un camino que conectase Tibet con las provincias centrales. Varios siervos jóvenes fueron animados para educarse en los Institutos para las Minorías Nacionales en las ciudades del este de China y aprender lectura, escritura y contabilidad. Empezaron a llegar mercancías que mejoraron la vida de la población como té y fósforos, se abrieron los primeros teléfonos, telégrafos, emisoras e imprentas y las primeras escuelas. En 1957 6.000 alumnos acudían a 79 escuelas primarias. Los equipos médicos empezaron a tratar y curar a la gente incluidos a los nobles y las mentalidades empezaron a cambiar.

Los terratenientes feudales vieron en peligro su poder y organizaron las primeras rebeliones armadas en 1956. En las zonas en las que no regia el acuerdo de 17 puntos los comunistas animaban a los siervos a dejar de pagar alquiler a los monasterios y a los nobles, lo que exasperaba a estos. En marzo de 1959 se produjo una rebelión en gran escala apoyada por la CIA que envió sus agentes entrenados y lanzó cargamentos de municiones y subametralladoras desde aviones C-130 de la fuerza aérea norteamericana. Los monjes y sus agentes armados atacaron la guarnición del EPL en Lhasa. Los comunistas respondieron no sólo militarmente sino sobre todo políticamente. Mil estudiantes tibetanos volvieron rápidamente de los Institutos para las Minorías Nacionales para participar en una gran campaña de cambios revolucionarios.

La derrota del feudalismo en Tibet.

El gobierno del Kashag que había apoyado la rebelión fue disuelto. En todas las regiones se crearon órganos de poder llamados “Oficinas para reprimir la revuelta”. El nuevo gobierno se llamo “comité preparatorio para la región autónoma de Tibet”. Se abolió el ulag, el trabajo forzado, y la servidumbre. Los esclavos de los nobles fueron liberados. Los conspiradores principales fueron arrestados. La mujer fue liberada de la poligamia y la poliandria. Los siervos dejaron de pagar alquiler a los monasterios y la mitad de los mismos tuvieron que cerrar. Los nómadas de un aislado campamento llamado Pala se levantaron en armas contra los partidarios del Dalai Lama [7]. La periodista británica Sara Flounders escribe que “millones de campesinos pobres se movilizaron a para expulsar a los antiguos terratenientes” [8]. Los antiguos siervos recibieron 20 mil escrituras de tierras y ganado, decoradas con banderas rojas y el retrato del presidente Mao.

Tras la derrota de la rebelión, el Dalai Lama número 14, llamado Tenzin Gyatso, huyó al exilio acompañado por 13 mil personas integrantes de la nobleza y el alto clero lamaísta y muchos de sus esclavos, guardias armados y caravanas de mulas cargadas de riquezas. La CIA lo convirtió en un símbolo de la guerra contra la revolución socialista y el PC. El Dalai Lama instaló en la ciudad india de Dharamsala un “gobierno en el exilio”. A partir de 1964 figura en la lista de los asalariados de la CIA que le asignó una cantidad anual de 180 mil dólares en el cuadro de un programa para derribar los regímenes comunistas. Su “gobierno” recibió anualmente 1,7 millones de dólares. En los años 90 sigue recibiendo dinero de la CIA.

Desde entonces este reaccionario sigue teniendo un gran apoyo del lobby antichino norteamericano, de la industria de Hollywood que produce películas de propaganda a su favor [9], de la Fundación Nacional para la Democracia (pantalla de la CIA) que financia el Fondo Tibet, la radio Voz del Tibet y la campaña internacional por el Tibet. En 1987 fue recibido en la comision de “derechos humanos” del senado norteamericano. En agosto de 1999 el Departamento de estado norteamericano organizó su visita a Nueva York.

Los sectores anticomunistas occidentales, como el juez español Garzón, denuncian públicamente a China por el supuesto “genocidio” cometido en Tibet desde 1959. Este “genocidio” aparece en la propaganda antichina pero nadie ha ofrecido la menor prueba. Tales sectores son los que contribuyen a que le sea concedido en 1989 el premio Nóbel “de la paz” [10] que ya poseen conocidos criminales de guerra como Henry Kissinger, Menahem Beguin y Simón Peres.

Aunque el budismo prohíbe matar y toda forma de violencia, el actual Dalai Lama ha apoyado con entusiasmo la guerra de la OTAN contra Yugoslavia de 1999. En ese año se declaró en Santiago de Chile a favor de no perseguir al criminal Augusto Pinochet.

Está perfectamente ubicado en el campo de los explotadores y enemigos del pueblo. Aunque goza de una aureola de santidad y es considerado un dios, no es mas que un instrumento eficaz de la contrarrevolución y el imperialismo. Para ser aceptado por sus aliados ha reformado algunas de las tradiciones mas horribles y ha adoptado el discurso cínico de los “derechos humanos” que también repiten los asesinos de Israel, los militares fascistas colombianos y otros lacayos de los norteamericanos, pero el sistema político que representa es una dictadura religiosa en la que no existen derechos políticos para las mujeres ni para nadie que cuestione su autoridad. Por ejemplo, la secta tibetana de los Shugden formada por cien mil personas exiliadas en la India que no reconocen dicha autoridad es sistemáticamente marginada y perseguida. Muchos occidentales angustiados y desestabilizados por la sociedad burguesa se sienten ilusamente atraídos por el misticismo lamaísta, lo que redunda en beneficio de los buenos negocios de los tibetanos.

Las autoridades chinas le ofrecen abrir el diálogo a cambio de que él reconozca la pertenencia de Tibet a la RPC.

El Tibet hoy.

En 1980 el secretario general del PCC Hu Yaobang visitó Lhasa. En septiembre de 1987 se produjo una insurrección de monjes nacionalistas en Lhasa que asaltaron una comisaría de policía. En 1988 hubo al parecer otros estallidos. En la primavera de 1989, en el contexto de un movimiento contrarrevolucionario en toda China apoyado por el imperialismo, se produjo una nueva rebelión en Lhasa que condujo a arrestos y a la proclamación de la ley marcial. En 1996 y 1997 estallaron bombas en Lhasa. La tragedia que han conocido los pueblos de la ex URSS a los que la contrarrevolución capitalista ha arrebatado todos sus derechos y que han sufrido devastadoras guerras civiles (recordemos las guerras de Chechenia, Daguestán, Moldavia, Georgia, Tayikistán, Nagorno-Karabaj,….) fue evitada por la actuación decidida del PCC apoyada por las masas populares.



La acusación de que la RPC obliga a la población a restringir su crecimiento demográfico es negada por los dos antropólogos norteamericanos que hemos citado en la nota a pie de página 6 y que realizaron investigaciones en Tibet en 1985 y 1988 bajo los auspicios de la National Geographic Society [11]. Las mujeres tibetanas no están limitadas a tener un único hijo, como es el caso para la mayoría del pueblo chino.

Tibet es hoy una Región autónoma del Oeste de la RPC que, como toda la parte occidental del país, conoce un menor desarrollo económico y social en comparación con las provincias de la Costa Este. 15 % de la población es pobre pero solo 3 comarcas de la región pertenecen a las 63 mas pobres de la RPC. Un Fondo para el Alivio de la Pobreza en Tibet desarrolla programas anti-pobreza. El gobierno trata de impulsar el progreso económico de dicha Región. En 1967 funcionaban en todo Tibet 67 fábricas; en 1975 250 empresas producían bienes de consumo básicos: ollas a presión, herramientas, pequeñas plantas eléctricas,… . En 1993 había 41.830 pequeños negocios. En Lhasa funcionan hoy varias fabricas (de cerámica, cemento y cerveza) y numerosos talleres (textiles, de muebles, alfombras…). Se ha construido la vía férrea mas alta del mundo que termina con el tradicional aislamiento tibetano. De 1999 al 2020 se prevé incrementar la producción eléctrica 3 veces y la industrial 14 veces. Internet permite conectar con el mundo a los habitantes de los valles mas apartados ubicado a 4.500 metros de altura. Los militantes comunistas tibetanos son promocionados [12]. . El 80 % de los cuadros dirigentes son tibetanos. La lengua y cultura tibetana disfruta de protección especial. Se intenta impulsar el turismo como fuente de desarrollo económico.. Los campesinos tibetanos, liberados de la servidumbre feudal, desarrollan en régimen de contrato familiar, las parcelas de terreno donde explotan agricultura y ganadería.

El PCC considera con razón que la religión debe someterse al orden social socialista[13] y no ser un ariete para la contrarrevolución y la guerra civil como ha ocurrido en los antiguos países socialistas de los Balcanes, Polonia, el Caúcaso, Afganistán y el Centro de Asia. Es por eso que la religión lamaísta es autorizada y respetada siempre que no se convierta en un foco organizado de lucha contra el orden socialista que por supuesto está asociado con la pertenencia del Tibet a la RPC.

Las mujeres tibetanas gozan de muchos mas derechos que en la India, en Pakistán, en Nepal y en Afganistán y de muchísimos mas derechos que en el viejo Tibet feudal.

Las masas en su conjunto también gozan de mas derechos: en 1999 había 2.632 médicos, 95 hospitales municipales y 770 clínicas. La mortalidad infantil es en 1998 del 3 %. La esperanza de vida es de 65 años. Hay un trabajador sanitario por cada 200 habitantes. En 1997 se inauguro un hospital moderno en Lhasa. La escolarización de los niños llega al 82 % y se hace en chino y tibetano. Ciudadanos chinos de la nacionalidad mayoritaria se han instalado en las ciudades de Tibet y tibetanos emigran a las zonas mas desarrolladas en búsqueda de un mayor bienestar económico. He visitado una tienda de objetos de arte y decorativos tibetanos en las calles del centro de Changchun, provincia china de Jilin. Pero el Tibet no está “invadido” por 2 millones de colonos han como dice la propaganda antichina. Según el censo de octubre 1995 Tibet tenía 2.389.000 habitantes de los que sólo el 3,3 % era de origen han[14], menos que en 1990 que era el 3,7 % [15]. En 1949 había un 1 % de han. Según un informe del servicio de investigación del Congreso norteamericano la población han en Tibet era en 1989 del 5 % .

Población tibetana (en millones) en base a los censos realizados por la RPC.
1964 1982 1990 1995
Región Autónoma del Tibet 1.209 1.706 2.096 2.389
Población tibetana total 2.501 3.874 4.593

Fuente: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=64977





Siniestro Total - Me pica un huevo


miércoles, 19 de febrero de 2014

Historia de Kazajistán y su papel geopolítico por la energía

Paul Jay, editor jefe de TRNN: Bienvenido a The Real News Network. Soy Paul Jay en Washington.
Hacia fines de marzo, el presidente Obama se reunió en Corea con algunos dirigentes del mundo para discutir la amenaza nuclear y temas de proliferación nuclear. Por cierto, los medios centraron su atención en Irán, porque nos dijeron que existe una amenaza iraní, a pesar de que no parece existir ninguna evidencia real de tal amenaza. Pero en la conferencia, el presidente Obama se reunió con el líder de Kazajstán, país en el que hay mucha evidencia de actividad nuclear, por lo menos en términos de su producción de uranio y otras actividades. Y una de las justificaciones por las cuales se supone que sea un problema que Irán posea armas nucleares en circunstancias que no es un problema que Israel y Pakistán e India las tengan, es porque Irán supuestamente tiene un régimen dictatorial. Y vuelve a entrar en juego Kazajstán.



Ahora se reúne con nosotros Allen Ruff para hablar de esa reunión, de Kazajstán y de la relación con ese país de EE.UU. Allen Ruff es un historiador e investigador estadounidense. Su trabajo se centra en la gran estrategia de EE.UU., intervenciones en Medio Oriente, Asia Central y otros sitios. Presenta un programa semanal de asuntos públicos en WORT en Madison, Wisconsin. Escribe en su blog, Ruff Talk [allenruff.blogspot.ca]. Gracias por volver a estar con nosotros, Allen.

JAY: Hablemos un poco de esa reunión, las reuniones del presidente Obama con el presidente de Kazajstán. Y cuéntenos un poco sobre el asunto, porque Kazajstán no aparece en las noticias muy a menudo, pero tal vez debería aparecer.

RUFF: En la Cumbre de Seguridad Nuclear de Seúl, Corea del Sur, el 26 y 27 de marzo, el presidente vitalicio de Kazajstán, Nursultan Nazarbayev, se reunió con Barack Obama. Estuvo en una reunión conjunta con Dmitry Medvedev de Rusia y Obama y luego se separaron para una conversación bilateral.

Ahora mismo, en este último año, Kazajstán se convirtió por primera vez en el mayor productor de uranio del mundo, sobrepasando a Australia y Canadá. Como algunos oyentes sabrán, Kazajstán también es ahora una fuente importante de petróleo y gas natural. E importantes firmas estadounidenses, en cooperación con firmas de propiedad estatal, especialmente las firmas energéticas de propiedad estatal de Kazajstán, han estado invirtiendo miles de millones de dólares en las reservas naturales de minerales, gas, petróleo y uranio. Kazajstán es actualmente el cuarto país más grande del mundo; es más grande que cuatro Estados de Texas, más grande que toda Europa Occidental, y está situado en una región geoestratégica vital, lo que Zbigniew Brzezinski, el exconsejero nacional de seguridad bajo Carter, ha llamado en numerosas ocasiones, el núcleo eurasiático, que es absolutamente vital para EE.UU. como primera potencia hegemónica mundial y competidora en el control del núcleo eurasiático. Y Kazajstán se encuentra en el centro.

El régimen es conocido por todo el que lo ha examinado, por Amnistía Internacional, por Human Rights Watch, por Freedom House, por todos los vigilantes internacionales de los derechos humanos y los derechos democráticos, por ser un gran régimen represivo, un régimen dictatorial que no garantiza ninguna libertad civil, que no ofrece garantías a los partidos de oposición abierta ni a los medios abiertos críticos de alguna forma del actual régimen. Este régimen está dirigido sobre la base de una especie de cleptocracia. Está dirigido sobre la base del soborno y la corrupción, lo que significa, evidentemente, que existen el soborno y la corrupción masiva, que todos, desde el vendedor callejero hasta las empresas más importantes y los jefes corporativos de esas principales firmas energéticas, todos son susceptibles al chantaje y el soborno. Y es una de las maneras de la camarilla de Nazarbayev de mantener su control.

JAY: Ahora bien, hay algunos aspectos específicos tanto en términos de la contaminación y los accidentes en la industria nuclear y cómo eso ha afectado a la gente en ese país, y también en términos de los derechos de los trabajadores. ¿Puede darnos algunos ejemplos?

RUFF: Bueno –llegamos a esta historia– mi colega de investigación Steve Horn y yo llegamos a esta historia en parte porque había una huelga de trabajadores petroleros en una de las concesiones, una de las sociedades en el Mar Caspio, en el centro petrolero de Zhanaozen, donde después de una huela que venía desde mayo, el 16 de diciembre enviaron policías y soldados para romper la huelga y abrieron fuego contra los trabajadores petroleros. La cifra oficial estatal dijo que hubo unos 16 muertos y 20 o 50 heridos. Los observadores internacionales y los vídeos que se filtraon informan de que hubo más de 70 muertos y entre 500 y 800 heridos, así como 1.000 personas arrestadas en Zhanaozen y la vecina ciudad de Aktau. Posteriormente todos los abogados, reporteros, cualquiera que trató de seguir esta historia fue encarcelado, acosado, golpeado, amenazado. Desde entonces, incluso ahora, continúa el procesamiento de 37 personas que fueron seleccionadas e identificadas como dirigentes de esos trabajadores petroleros. Y precisamente hoy, precisamente esta semana, Human Rights Watch emitió un informe de que todos han sido continuamente golpeados y torturados mientras los interrogaban en la prisión donde están desde diciembre.

Precisamente la semana pasada hubo un informe en la prensa internacional de que Nursultan Nazarbayev –solo para dar una idea de lo que representa este régimen– emitió un edicto declarando que cualquiera que sea sorprendido mascando chicle y pegándolo bajo las mesas en instalaciones y bajo las pasarelas de puentes, etc., será objeto de fuertes multas y de un encarcelamiento automático durante tres años en cárceles absolutamente infernales.

Al mismo tiempo en EE.UU. Obama, Hillary y todos los del Departamento de Estado y las agencias de seguridad nacional hablan de orientar Kazajstán hacia una sociedad más democrática, abierta, pluralista, transparente, etc. Ese tipo de homenaje verbal se menciona sin cesar. Pero en realidad nada ha cambiado. Sí Nursultan Nazarbayev, como dije anteriormente, es presidente vitalicio. Así se refieren a menudo a él. Tienen simulacros de elecciones. Es un Estado de un solo partido. Celebraron el hecho, EE.UU. incluso lo mencionó, de que recientemente hubo una rápida elección el 15 de enero en la que participaron dos partidos. Fue la primera vez que hubo realmente dos partidos en la lista. Pero ambos –partidos muy pequeños– eran partidos pro Nazarbayev. Por lo tanto sigue siendo un Estado de un solo partido.

JAY: Y ahora negocia con los rusos y los estadounidenses. Los dos colaboran con él y compiten, de cierta manera, para posicionarse en ese país.

RUFF: Los rusos, EE.UU. y los chinos están muy involucrados en Kazajstán. Hay un oleoducto que va hacia el Este, hacia China, desde Kazajstán desde el Caspio. Los rusos todavía están en Kazajstán, que fue el centro del programa espacial ruso durante la era soviética, y Rusia todavía alquila las rampas de lanzamiento y aún envía satélites, etc., desde Kazajstán. Están todos preocupados por las fuentes y el control de la energía. Y todos tienen intereses políticos y estratégicos para mantener una buena relación. Por lo tanto imagino que Nazarbayev y los que lo rodean hacen un excelente trabajo en el manejo de los intereses de las diversas superpotencias en la región.

JAY: Pienso que lo importante en este caso es, entre otras cosas, la especie de doble rasero o hipocresía de la posición de EE.UU. respecto a Kazajstán.

RUFF: Bueno ahora mismo, como ya mencioné, Kazajstán es el mayor productor de uranio del mundo. Pero no es solo eso, participa en cada paso de la cadena nuclear, desde la minería y el procesamiento a la construcción de reactores nucleares. Kazajstán posee actualmente cerca de un 7,7% de Westinghouse. De hecho el mayor accionista de Westinghouse en este momento es Toshiba, e incluso existe ahora una relación entre Japón y toshiba y el régimen de Nazarbayev. A cambio de uranio, Toshiba organizó los embarques de uranio a Japón después de Fukushima.

JAY: Y Westinghouse construye reactores nucleares.

RUFF: No es ese Westinghouse de los electrodomésticos, pero junto con GE es uno de los dos principales constructores de reactores nucleares.

JAY: ¿Y existe algún grado de oposición organizada a ese régimen?

RUFF: ¿Dentro de Kazajstán?

JAY: Sí.

RUFF: La represión es tal, como creo que mencioné, que no hay partidos políticos de oposición. Incluso los abogados que salieron en defensa de los trabajadores petroleros de Zhanaozen fueron encarcelados. Ha habido numerosas manifestaciones de pequeños grupos de la sociedad civil, intelectuales, profesionales y trabajadores. Y se puede ver en los vídeos que se sacan de contrabando que a menudo en esas manifestaciones, cerca de la elección del 15 de enero, hay muchos más policías, con uniforme y de civil, que manifestantes. Se requiere mucho valor y coraje para manifestarse contra ese tipo de régimen [interferencias]. En la oficina de prensa de la oposición, hace un par de años, depositaron la cabeza de un perro muerto a la puerta y al día siguiente quemaron el periódico. Es ese tipo de miedo.

El procedimiento estándar con cualquiera que ha sido encarcelado, especialmente considerados disidentes de cualquier tipo, es que los obligan a confesar amenazándolos con hacer daño a sus familias. La hija, de 18 años, de un líder de un partido opositor fue asesinada hace poco. Este mes, como informó Human Rights Watch en los últimos días, un destacado periodista fue atacado, abordado en la calle y apuñalado ocho veces por un grupo de individuos que después lo abandonaron, y se encuentra en situación crítica. A muchos de nosotros, en Occidente, nos cuesta comprender lo que sucede allá.

Pero los negocios son los negocios, y esas grandes corporaciones -sea Exxon Mobil, Chevron o los conglomerados de la energía, en alianza con el Estado de seguridad nacional de este país, y en cierto modo los planificadores estratégicos– no tienen problemas con lo que sucede. Hay operaciones militares conjuntas, entrenamiento, armamento y ayuda a las fuerzas armadas kazajas por parte de EE.UU. Kazajstán llegó a ser miembro de la OTAN en 1995, ha ayudado con rutas de suministro que van desde Riga hasta Letonia, pasando por Rusia, Kazajstán y Uzbekistán, hacia Afganistán, desde el cierre de las rutas de suministro por Pakistán el año pasado. Kazajstán juega un rol central. Todo se debe a preocupaciones geoestratégicas muy complejas, preocupaciones por la energía.


R.J. Reynolds ha tenido una concesión en el sudeste de Kazajstán, en la región productora de tabaco, una región que se menciona desde hace tiempo por abusar del trabajo infantil. Familias enteras migran de Uzbekistán al sudeste de Kazajstán durante la temporada para cultivar y luego cosechar tabaco. Y hay una inmensa cantidad de niños, una inmensa fuerza laboral infantil que ha provocado la ira –justamente– de numerosas organizaciones internacionales de derechos humanos. Y, de nuevo, esa concesión tabacalera ha estado en manos de R.J. Reynolds.

Es muy importante ahora, en lo que se llama la política imperial suave en lugar del duro armamento militar, etc., la cara blanda, representada por la universidad -una de las cosas que se llevan a cabo es un programa universitario en el cual las universidades de Wisconsin, Pitt, Duke, Pennsylvania y otras están ayudando a crear la Universidad Nazarbayev, recientemente inaugurada en Astana, denominada la "pequeña Dubai" de la región, una ciudad totalmente nueva construida con dinero del petróleo que se ha convertido en la nueva capital. La Universidad Nazarbayev tendrá finalmente una matrícula de 20.000 alumnos. Funciona enteramente en inglés. Por lo tanto está formando a todo un grupo de burócratas, técnicos, expertos, educados en escuelas con un programa de estudios al estilo estadounidense, que desde luego atará al régimen y a la nación mucho más de cerca a los intereses imperiales de EE.UU.

JAY: Muchas gracias por estar con nosotros, Allen.

Fuente: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=150075

Historia de Kazajistán

Kazajstán – es un país con un rico pasado histórico y cultural. Situado en centro de Eurasia, Kazajstán se encuentra en el cruce de las antiguas civilizaciones del mundo, en el cruce de las arterias de transporte, de los vínculos sociales y económicos, culturales e ideológicas entre el Oriente y el Occidente, entre el Sur y el Norte, entre Europa y Asia, entre formaciones estatales más grandes del continente eurasiático. En las diferentes etapas de su historia, en territorio de Kazajstán se formaban y desarrollaban los estados con su genuina historia cultural, el heredero de la cual ha sido el moderno Kazajstán.



Kazajstán en tiempos antiguos.

En la región esteparia de Asia Central en los primeros siglos del I milenio de nuestra era prosperaba la civilización nómada de escitos y el pueblo saka, los monumentos de cultura que se han conservado hasta la actualidad. Especialmente impresionan los objetos de uso corriente y los adornos, realizados de bronce y oro en “estilo animal”, extraídos desde montículos de diferentes regiones de Kazajstán. La tumba de un guerrero sako de Oro sajones es la más famosa por su integridad, belleza y elegancia, fue encontrada en ruinas de la ciudad de Issyk situada cerca de Almaty.

En los siglos posteriores en estepa de Kazajstán moderno se formo fuerte estado de los hunos que ha tenido una gran influencia sobre el mapa geopolítico de este periodo. Estando bajo amenaza de ataque de los soldados de hunos de Atilla cae Gran Imperio Romano. Junto con las conquistas, hunos han llevado a Europa los logros culturales, los que han ejercido papel importante en la formación de persona culta en aspecto moderno.

Las tribus túrquicas en los años posteriores han sido los sucesores de hunos. Estos han creado varias grandes formaciones estatales – kaganates – extendidas desde mar Amarillo en Oriente, hasta el mar Negro en Occidente. Estos estados se diferenciaban por su avanzada cultura para aquellos tiempos y se fundaban no solamente con el tipo de administración nómada sino también han creado una original cultura de ciudad con su gran tradición comercial y artesana. En los oasis de Asia Central (territorio del sur de Kazajstán) se han formado las ciudades y caravaneras por donde pasaba la famosa ruta de comercio, conocido como el Gran camino de Seda y que era el punto de unión entre Bizancio y China.

La ruta de las caravanas a lo largo de río Syr-Daria, que llegaba hasta la Región del Mar de Aral y al Sur de Ural, también tenia la gran importancia. Asimismo, “la ruta de la marta cebellina” pasando por el Centro de Kazajstán y Altai hasta las zonas del sur y del oeste de Siberia. Gracias a esta ruta todo el Oriente Próximo y Europa recibía estas pieles de alto precio. En estas rutas se creaban grandes ciudades y centros comerciales, entre ellos los mas famosos son Otrar (Farab), Taraz, Kulan, Yassy (Turkestan), Sauran, Balasagun, etc.

La Gran ruta de la Seda no sólo estimulaba el desarrollo del comercio sino también ha servido como transformador de las ideas progresivas en el ámbito de la ciencia y la cultura. La actividad de filosofo Al-Farabi (870-959), nacido en el distrito de Farab, también pertenece a este periodo. En el Oriente lo llaman el Segundo Profesor, después de Aristóteles, por sus profundas investigaciones en el campo de la filosofía, la astronomía, la teoría de música y la matemática. En el siglo XI vivía aquí el famoso filólogo de lengua túrquica, Majmud Kashgari, autor del “Diccionario de los adverbios turcos” en tres volúmenes, en el que esta presentada la síntesis de toda la experiencia literaria y folklórica de los pueblos túrquicos. Aquí mismo ha nacido “Kutadgu Bilig” del famoso poeta y filósofo Yusup Balasaguni, que estaba en los orígenes de las ideas sociales, políticas y éticas modernas. Al siglo XII pertenece la actividad de un poeta-sufia Jodja Ahmad Yasavi, famoso en todo el mundo musulmán. Él es el autor de ideas poéticas “Divan-i-Jikmet” (“El libro de la sabiduría”). Especialmente hay que señalar el hecho de las búsquedas religiosas intensivas y multifacéticas en la región. Cabe señalar la existencia pacífica de un gran número de confesiones religiosas a lo largo de los siglos. Entre ellos se encuentran los monasterios budistas, las comunidades zoroástricas y la corriente cristiana de orientación nestoriana, las mezquitas musulmanas y las órdenes de sufís. De una forma fuera de lo común, todos ellos combinaban sus predicamentos con las ideas tradicionales de los pueblos túrquicos – el Tengrianstvo (culto del Cielo y otros elementos naturales). Posteriormente esta amalgama de ideas ha ejercido una gran influencia sobre el aspecto de la concepción de mundo de los kazajos.

La arquitectura de ciudad ha sido el patrimonio más relevante en aquellos tiempos. Los monumentos de la arquitectura – el mausoleo de Aristan Bab, de gran sufia Jodja Ahmad Yasaví (Turkestán) y Aisha Bibí (Taraz) se han conservado hasta la actualidad. Junto a ello los mas antiguos nomadas de la región han sido los inventores de la yurta (tienda de campaña en forma de cupula, ligera y transportable, construida de rejas de madera y fieltro). Este tipo de vivienda ha sido perfecto para su modo de vida cotidiana y para su percepción del mundo.

En el año 1221 las tribus mongólicas bajo el mando del Gengis Jan han conquistado Asia Central. La invasión mongólica ejerció una gran influencia en historia de los kazajos. Entre las medidas tomadas por Gengis Jan respecto a los nomadas kazajos, eran los intentos de sustituir la división patrimonial y tribal por las administraciones territoriales y unir a los nómadas en calidad de clase gobernante bajo el poder supremo del mismo Gengis Jan y sus sucesores.

La mayor parte de Kazajstán actual ha formado parte de la Horda de Oro, ulus, que pertenecía a los sucesores de Dzshuchi, el hijo mayor de Gengis Jan. Los janes kazajos posteriormente eran sus herederos directos y sus prerrogativas del poder supremo en el país no tenían ninguna duda. En el momento de su potencia política y militar la Horda de Oro ha ejercido una gran influencia en el proceso de formación del sistema estatal ruso y en total ha definido la distribución geopolítica de las fuerzas en Europa Oriental. Con todo eso, el Oriente, con la representación de Europa Oriental, ha sido el donante y el catalizador de todos los procesos etnoculturales de esta parte del mundo.



Entre los siglos XIV-XV en el territorio del Sur de Kazajstán y Asia Central se ha formado el gran imperio de Temirlán (1336-1405), quien ha sometido bajo su poder grandes espacios del Oriente Medio y la India del Norte. Hasta la actualidad se han conservado perfectamente los monumentos de arquitectura de aquel período, grandes colecciones de libros de la biblioteca de Ulugbek, tratados religiosos y históricos, investigaciones de los viajeros, quienes con mucho entusiasmo describían los logros culturales del estado de los timúridos.

La formación de la nación kazaja.

Cerca de la segunda mitad del siglo XV en la región se empezó el proceso de la consolidación de la gente de la estepa nómada, formada de los diferentes substratos etnoculturales con la base de la mentalidad y estilo de vida común.

Empezaron a formarse primeros janatos kazajos y para la primera mitad del siglo XVI ha terminado el proceso de la formación de nación única. Etnonimo “kazajo” en idioma antiguo túrquico significa “libre, independiente” y en su totalidad refleja el carácter de la gente, en todos los tiempos propenso a la libre e independiente existencia.

En los primeros siglos de su existencia los janatos kazajos, bajo el mando de los sabios gobernadores (jan Az-Dzshanibek y Khan-Tauk), lograban conservar el poder estatal e integridad territorial. Fue elaborado el sistema jurídico que reflejaba las normas del estilo de vida nómada y las relaciones entre las diferentes capas de la población kazaja. Por su ideología la gente kazaja se ha formado como etnia musulmana. El sistema educativo y escritura se forman a base de la gráfica árabe, educación musulmana y a base de la tradicional educación nómada. A este periodo pertenece la prosperidad de la tradición musical y folklore de los kazajos que hasta la actualidad es la peculiar “tarjeta de visita” cultural de la nación kazaja.

La espiritual cultura kazaja está fundada en los conocimientos y reconstrucción de los mejores ejemplos de la sabiduría e improvisación poética de los “akýns” de aquella época (akýn – el poeta-improvisador, intérprete de sus obras). Entre ellos los mas famosos son el Asan-kaigy, Kaztugan-zshyrau, Tole bi, Aiteke bi, Kazibek bi, etc. Al mismo tiempo, a pesar de la unidad etnocultural, Kazajstán era el ejemplo de su original “democracia nómada” con su inestable estructura política. Las tribus del sur y del sudeste de Kazajstán han formado el juz Mayor, las tribus de la parte media-el juz Mediano y las tribus del oeste de Kazajstán-el juz Menor. Dentro de las tribus estaban los clanes donde mandaban los biys. Unos cuantos de los clanes estaban a las ordenes de los sultanes-“toré”(a los sucesores del Gengis Jan). Al frente del estado estaba el jan, elegido del número de los sultanes del Gengis Jan representantes de todas las tribus y los clanes de la estepa kazaja.

Principalmente los kazajos tenían la vida nómada en el curso meridional, desplazándose siempre tras el calor. Cada uno de los clanes tenía su trayectoria de vida nómada bien definida. A esta trayectoria ningún otro de los clanes tenía derecho. Así mismo, estamos hablando de la existencia de un sistema bastante armonioso en la propiedad agraria de tribus y los clanes. Este sistema tenía como base natural proceso cíclico. Mas duros eran los meses del invierno: ganado lo mantenían a pasto y si la nieve tenía el cubrimiento de costra helada, no podía romperla y estaba condenado a morir. Este proceso tenía nombre de “dzhut” – plaga. Los dzhuts, plagas catastróficas, repetidas una vez en 10-12 años, devastaban a fondo la economía nómada. En los períodos de sequía economía nómada perdía su fuerza y como consecuencia perdía la fuerza el poder estatal y militar. En el fluvial del río Syr-Darya, Talás y Chu, en la zona premontañosa de Alatau, en el valle de Irtish y en la hondonada de Zaisán también se ha llevado cultivo de regadío. Pero aquí también la ganadería nómada tenía prioridad.

Lucha por la independencia

Según el plano geopolítico, el Kazajstán nómada, estando entre los dos estados más grandes de Eurasia – China y Rusia – dependiendo totalmente de los procesos naturales, fue el objeto de las demandas de los más estables vecinos sedentarios en el sentido económico y político.



En los siglos XVII-XVIII las tribus nómadas de dzshungar, a los que mandaban bogdyjanes chinos, desarrollan una guerra en gran escala en contra de los janes kazajos. En toda la zona esteparia proceden combates encarnizados, pero muy debilitados por la desmembración tribal y patrimonial. También por la debilidad de los nexos económicos, militares y políticos de diferentes regiones del país. En el año 1723 los kazajos sufren una derrota brutal. La gente recuerda derrota como tragedia de “Ak taban shubyryndý”.
Gracias a la valentía de los batýrs (héroes) kazajos, a la firmeza del jan Ablai, estando al frente de la oposición, gracias a las capacidades diplomáticas de los biys kazajos Tole bí, Kazbek bí, Aiteke bí y también a la abnegación de la gente, han podido salvar a Kazajstán de la conquista absoluta y de la destrucción física de la población. Los janes kazajos, con el objetivo de obtener las garantías de su propia independencia y seguridad, han empezado a buscar la protección militar al imperio Ruso, que en aquella época estaba ampliando activamente sus fronteras hacia el oriente-en el interior de Siberia. Sin embargo, junto con la ayuda militar, ha empezado la construcción por todas partes de las ciudades-fortalezas, migración masiva de la población rusa de las zonas interiores de Rusia, entrega de la tierras pastaderos para las tierras campesinas, la división territorial de acuerdo al ejemplo de la división administrativa y territorial rusa. Lo que al final ha llevado a Kazajstán a la perdida de su propia independencia.

A pesar de la resistencia heroica en contra de la colonización de las tierras por parte del jan Kenesarý, estando al frente de las milicias populares, las rebeliones de Syrym Datov, las rebeliones en el zshus Mayor y otras, en el año 1871 Kazajstán ha desaparecido como un estado independiente. La anexión del sur de Kazajstán por parte de Rusia en los años 1850 y 1860, como la ultima etapa de la colonización de Kazajstán, ha sucedido después de la campaña militar rusa en contra de los janatos de Kokand, Bujar y Khiva, los que ocupaban entonces los territorios del sur de Kazajstán.

El destino sucesivo de Kazajstán, en sus términos generales, está unido con el modelo europeo del progreso social y, en particular, con el destino del sistema estatal Ruso y con su gente.

En la primera mitad del siglo XIX aumenta el número de los kazajos quienes pasan al estilo de vida sedentario, ellos empiezan a dedicarse a la agricultura. Esto tiene su explicación. Los kazajos se alejan de las grandes superficies fértiles a favor de los campesinos rusos que han migrado de las regiones interiores de Rusia. La economía de Kazajstán cada vez mas entraba en la orbita de la actividad económica de Rusia. En su territorio con gran rapidez empiezan a desarrollarse muchos sectores de la industria, transporte, comercio. Se estaba formando la clase obrera e intelligentsia.

Juntamente con los experimentos sociales y económicos, en Kazajstán se practican los intentos de la síntesis etnocultural y adaptación a las condiciones locales de los logros de la civilización europea en forma de los mejores ejemplos de la espiritualidad rusa y búsqueda por parte de los creativos kazajos intelectuales de las perspectivas culturales aceptables por su gente. El Shokán Valijánov, el brillante científico en su profesión, ha podido realizar dichas búsquedas. Este excelente científico-orientalista, uno de los primeros científicos occidentales que ha revelado el secreto de Cachgaria, que para el mundo exterior era un verdadero enigma, de gran obra de folklore- poesía épica “Manas”. En la historia de la cultura kazaja el papel principal le pertenece al gran poeta-pensador Abai Kunanbayev (1845-1904). Uno de los fundadores de la lengua literaria kazaja, clásico de la literatura kazaja, era no solamente el poeta con mucho talento, sino un experto en traducción de las obras de la literatura occidental, rusa y europea.

Fuente: http://descubrekazajstan.wordpress.com/2013/01/16/historia-de-kazajstan/

El socialismo sigue avanzando en las ex-repúblicas soviéticas




La antigua República socialista soviética de Kazajstán ha sido conducida al capitalismo petrolero dependiente por su último dirigente soviético que supuestamente tomó el poder para construir el socialismo. Nazarbayev fue un político gorbachoviano oportunista y traidor que liquidó el partido comunista kazajo y restauró el capitalismo. Los verdaderos comunistas kazajos se negaron a aceptar sin luchar esta traición y derrota y han venido luchando como han podido contra su antiguo correligionario. El viejo PC de Kazajstán a las órdenes de Nazarbayev se autoliquidó pero su ala comunista reconstruyó el Partido en octubre de 1991. En avril de 2004 12 miembros de su comité central, considerados el ala izquierda, se enfrentaron al viejo secretario general Serikbolssyn Abdildin y se fueron del PCK para construir el Partido Comunista del Pueblo de Kazajstán (PCPK-KNPK por sus siglas en ruso). Informaciones diferentes señalan que inicialmente en el nuevo partido militaban 16 mil o 50 mil miembros pero todas acuerdan en señalar que hoy este partido ha crecido y cuenta con 90 mil miembros. Sus principales líderes son Vladislav Kosarev y el secretario del Comité central es Zhambyl Akhmetbekov.

Por su cuenta seguía el PCK que en las elecciones de 2004 acudiendo en coalición con Elección democrática de Kazajstán, Solidaridad y otros 3 grupos alcanzó un modesto 3,4 %. El PCPK en las primeras elecciones a las que se presentó también en 2004 sólo alcanzó un 2 %.

Ambos partidos hicieron un intento de acercarse y construir una alianza en marzo de 2007 que lamentablemente falló. En diciembre de 2010 el PCPK ha establecido lazos con el Partido Comunista de la Federación rusa (PCFR).

En 2011 el PCK es suspendido por 6 meses por un tribunal y no se ha podido presentar a las recientes elecciones legislativas de enero de 2012. Desde 2010 su líder es Gaziz Aldamzhárov y al parecer cuenta con 50 o 60 mil miembros. Es llamativo que el poder burgués haya frenado a un partido y permitido a otro presentarse a las elecciones. Efectivamente el PCPK ha conseguido un éxito electoral porque del modesto 2 % ha pasado a mas del 7 % que le permite entrar en el parlamento con 7 diputados comunistas. Según ellos, el PCPK se basa en el marxismo leninismo adaptado a las condiciones sociales de desarrollo del país.

Esperamos que el movimiento obrero y comunista kazajo pueda defender sus posiciones y ofrecer el socialismo como alternativa real, posible y positiva para el pueblo en fraternal unión con los otros pueblos soviéticos y asiáticos.

Fuente: http://civilizacionsocialista.blogspot.com.es/2012/01/uno-de-los-dos-partidos-comunistas.html





Free Bird - Lynyrd Skynyrd


miércoles, 12 de febrero de 2014

La autoridad no desaparece, se transforma

De la autoridad

F.Engels

Algunos socialistas han emprendido últimamente una verdadera cruzada contra lo que ellos llaman principio de autoridad. Basta con que se les diga que este o el otro acto es autoritario para que lo condenen. Hasta tal punto se abusa de este método sumario de proceder, que no hay más remedio que examinar la cosa un poco más de cerca. Autoridad, en el sentido de que se trata, quiere decir: imposición de la voluntad de otro a la nuestra; autoridad supone, por otra parte, subordinación. Ahora bien; por muy mal que suenen estas dos palabras y por muy desagradable que sea para la parte subordinada la relación que representan, la cuestión está en saber si hay medio de prescindir de ella, si -dadas las condiciones actuales de la sociedad- podemos crear otro régimen social en el que esta autoridad no tenga ya objeto y en el que, por consiguiente, deba desaparecer. Examinando las condiciones económicas, industriales y agrícolas, que constituyen la base de la actual sociedad burguesa, nos encontramos con que tienden a reemplazar cada vez más la acción aislada por la acción combinada de los individuos. La industria moderna, con grandes fábricas y talleres, en los que centenares de obreros vigilan la marcha de máquinas complicadas movidas a vapor, ha venido a ocupar el puesto del pequeño taller del productor aislado: los coches y los carros para grandes distancias han sido sustituidos por el ferrocarril, como las pequeñas goletas y falúas lo han sido por los barcos a vapor. La misma agricultura va cayendo poco a poco bajo el dominio de la máquina y del vapor, los cuales remplazan, lenta pero inexorablemente, a los pequeños propietarios por grandes capitalistas, que cultivan, con ayuda de obreros asalariados, grandes extensiones de tierra. La acción coordinada, la complicación de los procedimientos, supeditados los unos a los otros, desplaza en todas partes a la acción independiente de los individuos. Y quien dice acción coordinada dice organización. Ahora bien, ¿cabe organización sin autoridad?

Supongamos que una revolución social hubiera derrocado a los capitalistas, cuya autoridad dirige hoy la producción y la circulación de la riqueza. Supongamos, para colocarnos por entero en el punto de vista de los antiautoritarios, que la tierra y los instrumentos de trabajo se hubieran convertido en propiedad colectiva de los obreros que los emplean. ¿Habría desaparecido la autoridad, o no habría hecho más que cambiar de forma? Veamos.

Tomemos, a modo de ejemplo, una fábrica de hilados de algodón. El algodón, antes de convertirse en hilo, tiene que pasar, por lo menos, por seis operaciones sucesivas; operaciones que se ejecutan, en su mayor parte, en diferentes naves. Además, para mantener las máquinas en movimiento, se necesita un ingeniero que vigile la máquina de vapor, mecánicos para las reparaciones diarias y, además, muchos peones destinados a transportar los productos de un lugar a otro, etc. Todos estos obreros, hombres, mujeres y niños están obligados a empezar y terminar su trabajo a la hora señalada por la autoridad del vapor, que se burla de la autonomía individual. Lo primero que hace falta es, pues, que los obreros se pongan de acuerdo sobre las horas de trabajo; a estas horas, una vez fijadas, quedan sometidos todos sin ninguna excepción. Después, en cada lugar y a cada instante surgen cuestiones de detalle sobre el modo de producción, sobre la distribución de los materiales, etc., cuestiones que tienen que ser resueltas al instante, so pena de que se detenga inmediatamente toda la producción. Bien se resuelvan por la decisión de un delegado puesto al frente de cada rama de producción o bien por el voto de la mayoría, si ello fuese posible, la voluntad de alguien tendrá siempre que subordinarse; es decir, que las cuestiones serán resueltas autoritariamente. El mecanismo automático de una gran fábrica es mucho más tiránico que lo han sido nunca los pequeños capitalistas que emplean obreros. En la puerta de estas fábricas, podría escribirse, al menos en cuanto a las horas de trabajo se refiere: Lasciate ogni autonomia, voi che entrate!* Si el hombre, con la ciencia y el genio inventivo, somete a las fuerzas de la naturaleza, éstas se vengan de él sometiéndolo, mientras las emplea, a un verdadero despotismo, independientemente de toda organización social. Querer abolir la autoridad en la gran industria, es querer abolir la industria misma, es querer destruir las fábricas de hilados a vapor para volver a la rueca.

Tomemos, para poner otro ejemplo, un ferrocarril. También aquí es absolutamente necesaria la cooperación de una infinidad de individuos, cooperación que debe tener lugar a horas muy precisas, para que no se produzcan desastres. También aquí, la primera condición para que la empresa marche es una voluntad dominante que zanje todas las cuestiones secundarias. Esta voluntad puede estar representada por un solo delegado o por un comité encargado de ejecutar los acuerdos de una mayoría de interesados. Tanto en uno como en otro caso existe autoridad bien pronunciada. Más aún: ¿qué pasaría con el primer tren que arrancara, si se aboliese la autoridad de los empleados del ferrocarril sobre los señores viajeros?

Pero, donde más salta a la vista la necesidad de la autoridad, y de una autoridad imperiosa, es en un barco en alta mar. Allí, en el momento de peligro, la vida de cada uno depende de la obediencia instantánea y absoluta de todos a la voluntad de uno solo.

Cuando he puesto parecidos argumentos a los más furiosos antiautoritarios, no han sabido responderme más que esto: «¡Ah! eso es verdad, pero aquí no se trata de que nosotros demos al delegado una autoridad, sino ¡de un encargo!» Estos señores creen cambiar la cosa con cambiarle el nombre. He aquí cómo se burlan del mundo estos profundos pensadores.

Hemos visto, pues, que, de una parte, cierta autoridad, delegada como sea, y de otra, cierta subordinación, son cosas que, independientemente de toda organización social, se nos imponen con las condiciones materiales en las que producimos y hacemos circular los productos.

Y hemos visto, además, que las condiciones materiales de producción y de circulación se extienden inevitablemente con la gran industria y con la gran agricultura, y tienden cada vez más a ensanchar el campo de esta autoridad. Es, pues, absurdo hablar del principio de autoridad como de un principio absolutamente malo y del principio de autonomía como de un principio absolutamente bueno. La autoridad y la autonomía son cosas relativas, cuyas esferas verían en las diferentes fases del desarrollo social. Si los autonomistas se limitasen a decir que la organización social del porvenir restringirá la autoridad hasta el límite estricto en que la hagan inevitable las condiciones de la producción, podríamos entendernos; pero, lejos de esto, permanecen ciegos para todos los hechos que hacen necesaria la cosa y arremeten con furor contra la palabra.

¿Por qué los antiautoritarios no se limitan a clamar contra la autoridad política, contra el Estado? Todos los socialistas están de acuerdo en que el Estado político, y con él la autoridad política, desaparecerán como consecuencia de la próxima revolución social, es decir, que las funciones públicas perderán su carácter político, trocándose en simples funciones administrativas, llamadas a velar por los verdaderos intereses sociales. Pero los antiautoritarios exigen que el Estado político autoritario sea abolido de un plumazo, aun antes de haber sido destruidas las condiciones sociales que lo hicieron nacer. Exigen que el primer acto de la revolución social sea la abolición de la autoridad. ¿No han visto nunca una revolución estos señores? Una revolución es, indudablemente, la cosa más autoritaria que existe; es el acto por medio del cual una parte de la población impone su voluntad a la otra parte por medio de fusiles, bayonetas y cañones, medios autoritarios si los hay; y el partido victorioso, si no quiere haber luchado en vano, tiene que mantener este dominio por medio del terror que sus armas inspiran a los reaccionarios. ¿La Comuna de París habría durado acaso un solo día, de no haber empleado esta autoridad de pueblo armado frente a los burgueses? ¿No podemos, por el contrario, reprocharle el no haberse servido lo bastante de ella?

Así pues, una de dos: o los antiautoritarios no saben lo que dicen, y en este caso no hacen más que sembrar la confusión; o lo saben, y en este caso traicionan el movimiento del proletariado. En uno y otro caso, sirven a la reacción.

Traducido del italiano.

* «¡Quien entre aquí, renuncie a toda autonomía!». Parafraseado de la Divina comedia de Dante. "Infierno", canto III, estrofa 3.






Keine Lust - Rammstein:



sábado, 8 de febrero de 2014

EL fascismo emerge en Ucrania

Los acontecimientos en Ucrania están tomando un cariz cada vez más dramático y alarmante. En una serie de regiones se está produciendo la toma de los organismos locales de gobierno, por parte de grupos bien organizados. Los partidarios del gobierno legítimo y los integrantes de las Fuerzas del orden, están siendo víctimas del terror, físico y moral. El Maidán de Kiev, está dejando de ser ante nuestros ojos una protesta pacífica y democrática para adquirir tonos cada vez más “pardos”. Los que marcan el paso no son ya ingenuos defensores de los derechos humanos, sino elementos abiertamente fascistas.

Los partidarios de Hitler están ya en el gobierno de las repúblicas bálticas. Ahora van a por todas para hacerse con el poder en Ucrania. Los enfrentamientos con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, están protagonizados por miles de milicianos bien preparados y pagados, provenientes de la región de Galitzia, que se enorgullecen de su parentesco espiritual con un colaboracionista de los nazis como S.Bandera. Ya se ha llegado incluso hasta el punto de intentar prohibir la actividad del  Partido Comunista de Ucrania en dos regiones occidentales. La persecución de los comunistas siempre ha sido uno de los principales rasgos del fascismo en ciernes.

No hay nada de improvisación en los acontecimientos que se están produciendo: Estos procesos están dirigidos por gente experimentada que cuenta con un amplio bagaje en mover los hilos de la organización de golpes de Estado en Yugoslavia, Georgia, Libia, en los países de Asia, Oriente Próximo, África y América Latina.

Diplomáticos y actores políticos occidentales dirigen abiertamente los actos de saqueo en Ucrania, como si no fuera un Estado soberano, sino una más de sus colonias. Participan activamente instigadores y provocadores, venidos de Polonia y las repúblicas bálticas. Cualquier intento de poner el mínimo orden elemental en el país provoca acusaciones de uso desproporcionado de la fuerza, chantaje y amenazas de la adopción de sanciones.

Occidente se muestra especialmente hipócrita, exigiendo la libertad de acción para esas fuerzas, que no solo son antirrusas o anticomunistas, sino abiertamente profascistas y antisemitas.

Hay que llamar a las cosas por su nombre: Ucrania está siendo víctima de una agresión exterior, ejecutada por los organizadores de pogromos, venidos de Ucrania occidental. Es algo por lo que el mundo ya ha pasado en más de una ocasión. En Ucrania se está aplicando el mismo guion, que ha llevado a la destrucción de Yugoslavia, Libia y al comienzo de la guerra civil en Siria.

Sin embargo, sería faltar a la verdad ver únicamente la intromisión de fuerzas del exterior como explicación de los trágicos acontecimientos que se están produciendo en Ucrania.
El motivo principal que ha generado ese amplio descontento popular, es la política económica y social, de los gobiernos y presidentes, que se han venido sucediendo desde 1991, representado los intereses del gran capital. Un puñado de oligarcas que cada vez se enriquece más y decenas de millones de ucranianos empobrecidos. La trágica experiencia de Europa nos enseña, que el empobrecimiento del pueblo es el caldo de cultivo, en el que maduran las fuerzas más tenebrosas del fascismo.

La oligarquía ucraniana es una parte tan dependiente del capital financiero mundial, que se muestra incapaz de defender los intereses nacionales. La élite de Ucrania, empezó por no rechazar con firmeza la ruinosa “asociación” con la Unión Europea, para luego verse incapaz de poner un mínimo de orden en unas calles de la capital, que han sido prácticamente tomadas por los extremistas.
La tecnología de la toma del poder es la misma que en el 2004, mediante la violencia y el caos callejero. Sin embargo la actual élite ucraniana ha sido capaz de asimilar esas lecciones históricas. La inacción del gobierno representa un acicate para aquellos que aspiran a conducir a Ucrania hacia el enfrentamiento civil, a separarla de Rusia y someterla a una dependencia servil de la Unión Europea.

El gobierno, todas las ramas del poder, lejos de estar consolidando el restablecimiento de la ley y el orden, han elegido la vía de las concesiones y la entrega de posiciones ante las fuerzas proocidentales, que son interpretadas por estas como un síntoma de debilidad, generando la exigencia de cada vez mayores concesiones.

Todo esto representa que paulatinamente se le vaya entregando el poder a aquellos que terminarán de arruinar la economía ucraniana, convirtiendo al país en una fuente de mano de obra barata para la oligarquía mundial y en consumidor de productos de baja calidad. La situación internacional de Ucrania se verá muy afectada.

Toda esta bacanal de destrucción se produce en los días en los que estamos celebrando el 70 aniversario de la ruptura del bloqueo fascista a Leningrado, en vísperas del 70 aniversario de la Victoria del pueblo soviético en la Gran Guerra Patria. Es un insulto a la memoria de los millones de rusos y ucranianos, de todos los pueblos, que sacrificaron sus vidas en la lucha contra el fascismo.

Los ciudadanos de Rusia no se pueden quedar indiferentes ante los descarados intentos de occidente por formar otro régimen hostil, en nuestras mismas fronteras. No podemos ignorar esta peligrosísima tendencia a reforzar las manifestaciones fascistas en Europa.

El PCFR condena enérgicamente este intento de golpe de Estado rampante en Ucrania. Llamamos a todas las fuerzas de izquierda, patrióticas y antifascistas de Ucrania, Rusia y Europa a elevar el tono de protesta contra los intentos de los herederos de un colaborador de los nazis como S.Bandera, de usurpar el poder en Ucrania.

Fuente: http://jscomin.blogspot.com.es/2014/01/hay-que-detener-el-golpe-de-estado-que.html