jueves, 13 de marzo de 2014

Origen y distribución de los pueblos túrquicos. El socialismo en el Turquestán

Los pueblos túrquicos del norte y el centro de Eurasia son pueblos que hablan lenguas de la familia túrquica, y que comparten varios rasgos históricos y culturales en diferentes grados. La palabra «túrquico» representa una caracterización lingüística muy amplia y no necesariamente una caracterización étnica. En cambio, «turco», representa sólo a los ciudadanos y la nación llamada Turquía. Las lenguas túrquicas son una subdivisión de la familia altaica y una de las más ampliamente extendidas en el mundo, ya que se hablan en una vasta región que va desde Europa hasta Siberia.



Distribución geográfica

Los pueblos túrquicos tienen muchas ramas, y su población total es de alrededor de 150 millones de miembros. Aproximadamente la mitad son turcos de Turquía, que en su mayor parte habitan en el mismo país y en las áreas dominadas antiguamente por el imperio Otomano en Europa oriental, el norte de Africa y el Oriente Próximo. La otra mitad de los túrquicos se encuentra en Asia Central, Rusia, el sur del Cáucaso y el norte y el centro de Irán.

En la actualidad, hay seis países túrquicos independientes: Azerbaiyán, Kazajistán, Kirguistán, Turkmenistán, Turquía, y Uzbekistán, así como la Republica Turca del Norte de Chipre (sólo reconocida por Turquía y Najicheván, una región autónoma de Azerbaiyán). Existen varias repúblicas autónomas túrquicas y regiones gobernadas por los túrquicos en la Federación Rusa: Altai, Bashkortostán, Chuvasia, Daguestán, Hakasia, Karachay-Malkar, Tartaristán, Tuva y Yakutia. Cada república autónoma túrquica de la Federación Rusa tiene su propia bandera, parlamento, leyes y lengua oficial.

Hay otras dos regiones autónomas túrquicas importantes: La Región Autónoma Uigur de Xinjiang (también conocida como Turquestán Oriental) en el oeste de China, y el estado autónomo de Gagauzia, situado en Moldavia oriental, y que limita al norte con Ucrania. Además, hay varias regiones túrquicas no reconocidas en Irán y partes de Irak, Georgia, Bulgaria, Grecia, Macedonia, Tayikistán, Afganistán y el oeste de Mongolia.




Origenes de los Pueblos Turquícos

El término «turco» como tal fue empleado oficialmente por primera vez como termino político en el S.VI d.C. Algunos historiadores así como nacionalistas fervientes seguidores del Panturanismo (Turan, el Gran Imperio turco, base de dicha ideología nacionalista. En Turan se incluyen a todos los pueblos turcos (en ocasiones denominados como turquícos), que habitan esencialmente en Turquía, los países de Asia Central que surgieron tras la caida de la antigua Unión Soviética así como la mayoría de los habitantes de una extensa provincia del norte de la República Popular China, principalmente en la Región Autónoma Uigur de Xingjian (Pueblos Uigures del Turkestan oriental). Afirman que en el desarrollo de la expansión de los pueblos pre-turquícos a través de Eurasia durante siglos participaron pueblos y civilizaciones como los Escitas (Ishkuz), los Xiongnu, los Hunos, los Sármatas, los Jázaros, los Pechenegos, los Alanos, los Cimerios, los Masageta y otros pueblos de la estepa de Asia Central . Mientras algunos de estos pueblos pueden haber representado, hasta cierto punto, a un conjunto de clanes proto-turquícos o una confederación tribu turquícas, no se considera que la mayoría sean definidos exactamente como turquícos. Con seguridad los hunos, los jázaros y los pechenegos eran turquícos, pero los escitas, cimerios, masagetas y sármatas hablaban desde tiempos antiguos lenguas de origen indoeuropeo que rebaten dicha teoría.

Aunque en numerosas ocasiones se asentaron y formaron conglomerados urbanos, la antiquísima costumbre nómada ha creado una tradición cultural que se halla representada por un espíritu combativo, un sentido de mando, el hábito de movilidad, el arte, la valentía, un habilidad ecuestre elegante y una destreza increíble como arqueros a caballo. Los pueblos turquícos emplearon sus propios alfabetos, como el que aparece en las inscripciones Orkhon , en forma de escritura runica y alfabeto Uygur. Los símbolos tradicionales, nacionales y culturales de los pueblos turquícos incluyen la estrella y la media luna —empleado como símbolo desde tiempos preislámicos cuando practicaban el Tengrismo o antigua religión chamánica—, los lobos, animal-totem de la y la tradición mitología turquíca (Mito de Asena, la mujer-lobo que rescato a los clanes turcos de una muerte segura); así como el color azul (color del cielo, «gök» en turco, divinidad venerada como Padre Cielo—), el metal hierro y el fuego.



Ya lo indiqué en un principio pero es importante entenderlo. En la moderna República de Turquía y su idioma —así como en el resto de idiomas, puesto que en castellano induce a error—, debemos indicar la diferencia entre «turco» y pueblos «turquícos»: Türk es un término que corresponde tan sólo a la población turca actual y su cultura, mientras que el término Türki se refiere generalmente a pueblos turquícos modernos y del pasado así como su cultura.

Como ya dije en un artículo anterior la primera mención conocida del término «türk»describiendo a un clan turquíco, se hizo a los Göktürks en el S.VI d.C. Una carta en 585 d.C. escrita por el Emperador chino a un Jan Göktürk llamado Isbara lo describió como «el Gran turco Jan». Las inscripciones Orkhun (735 d.C.) emplean a su vez el término «Turku».

El uso anterior de términos similares se desconoce. Existen numerosas teorías, algunas de ellas con firmes fundamentos, y se sabe con total seguridad que las mismas son pruebas de la continuidad histórica del término y el pueblo como una unidad lingüística indisoluble desde tiempos antiguos. Para haceros una idea de hasta que punto podemos remontarnos en el tiempo para descubrir el origen etimológico del término turco, existe un registro chino del año 1328 a.C. que denomina a un pueblo vecino como los «Tu-Kiu». ¡Mil trescientos años antes del nacimiento de Cristo!

Como curiosidad dicha denominación (türk) significa «fuerte» o « poderoso» en extintas lenguas turquícas...Muy pronto más...

Fuente: http://analesdeturquia.blogspot.com.es/2006/05/pueblos-turqucos-1.html

Muy interesante sobre las etnias pero OJO con la página:

http://europasoberana.blogspot.com.es/2013/05/descendientes-de-los-arios-restos-de.html
http://europasoberana.blogspot.com.es/2013/05/descendientes-de-los-arios-restos-de_4.html
http://europasoberana.blogspot.com.es/2013/05/descendientes-de-los-arios-restos-de_1825.html
http://europasoberana.blogspot.com.es/2013/05/tras-haber-visto-en-los-articulos.html


La instauración del socialismo en el Turquestán

Lenin

Quisiera hacer además una observación sobre los soviets campesinos. El trabajo práctico de los comunistas rusos en las colonias que antes pertenecían al zarismo, en países tan atrasados como el Turquestán y otros, nos planteó el problema de cómo aplicar la táctica y la política comunistas en las condiciones precapitalistas, pues el rasgo característico más importante de estos países es que en ellos predominan aún las relaciones precapitalistas, por lo que allí no se puede ni siquiera hablar de un movimiento puramente proletario. En estos países no hay apenas proletariado industrial. A pesar de eso, también allí asumimos y debíamos asumir el papel de dirigentes. Nuestra labor nos ha demostrado que en estos países hay que vencer dificultades colosales, pero los resultados prácticos de nuestra actividad han demostrado también que, pese a estas dificultades, se puede despertar en las masas la aspiración a un pensamiento y a una actividad políticos independientes incluso donde apenas existe proletariado. Esta labor ha sido más difícil para nosotros que para los camaradas de los países de Europa occidental, ya que el proletariado en Rusia está sobrecargado de tareas relativas al Estado. Es bien com prensible que los campesinos que se hallan en un estado de dependencia semifeudal, puedan asimilar a la perfección la idea de la organización soviética y aplicarla en la práctica. Es claro también que las masas oprimidas, explotadas no sólo por el capital comercial, sino también por los feudales y por el Estado construido sobre bases feudales, pueden hacer uso de esta arma, de este tipo de organización en las condiciones de sus países. La idea de la organización soviética es sencilla, y no sólo puede aplicarse a las relaciones proletarias, sino también a las relaciones campesinas feudales o semifeudales. Nuestra experiencia a este respecto no es todavía muy grande, pero los debates en la Comisión, en los que han tomado parte varios representantes de las colonias, nos han demostrado de manera totalmente irrefutable que en las tesis de la Internacional Comunista es necesario señalar que los soviets campesinos, los soviets de explotados, son un medio válido, no sólo para los países capitalistas, sino también para aquellos en que predominan las relaciones precapitalistas, y que el deber incondicional de los partidos comunistas y de los elementos dispuestos a crear partidos comunistas es propagar la idea de los soviets campesinos, de los soviets de trabajadores, en todas partes, incluidos los países atrasados y las colonias; allí donde lo permitan las condiciones, deben hacer inmediatamente intentos para crear los soviets del pueblo trabajador.



En este sentido se nos ofrece un terreno muy interesante e importante para el trabajo práctico. Hasta ahora, nuestra experiencia general a este respecto no es muy grande, pero poco a poco vamos reuniendo una documentación cada vez más abundante. Es indiscutible que el proletariado de los países avanzados puede y debe ayudar a las masas trabajadoras atrasadas y que el desarrollo de los países atrasados podrá salir de su fase actual cuando el proletariado victorioso de las repúblicas soviéticas tienda la mano a estas masas y pueda prestarles apoyo.

En torno a esta cuestión ha habido en el seno de la Comisión animados debates, no sólo en relación con las tesis firmadas por mí, sino más aún en relación con las tesis del camarada Roy, que él defenderá aquí y a las que se han agregado algunas enmiendas aprobadas por unanimidad.

El planteamiento del problema ha sido el siguiente: ¿podemos estimar justa la afirmación de que la fase capitalista de desarrollo de la economía nacional es inevitable para los pueblos atrasados que ahora se liberan y entre los que, después de la guerra, se observa un movimiento por el camino del progreso? Hemos respondido negativamente. Si el proletariado revolucionario triunfante realiza entre ellos una propaganda sistemática y los gobiernos soviéticos acuden en su ayuda con todos los medios de que disponen, entonces no es justo suponer que la fase capitalista de desarrollo sea inevitable para los pueblos atrasados. En todas las colonias y en todos los países atrasados, no sólo debemos forjar contingentes independientes de combatientes, organizaciones del partido, no sólo debemos realizar inmediatamente una campaña de propaganda para organizar soviets campesinos y tender a adaptarlos a las condiciones precapitalistas, sino que la Internacional Comunista debe formular y fundamentar teóricamente la tesis de que, con la ayuda del proletariado de los países avanzados, los países atrasados pueden pasar al régimen soviético y, a través de determinadas fases de desarrollo, al comunismo, eludiendo la fase capitalista de desarrollo.





Live Forever - Black Sabbath:


No hay comentarios:

Publicar un comentario