sábado, 19 de abril de 2014

Azerbaiyán. El conflicto de Nagorno Karabaj e historia de la Tierra del Fuego

Ricardo Torres

Antecedentes históricos

Tanto armenios como azerbaijanos ven la posesión de Nagorno-Karabagh como base de su identidad ligada al antiguo khanato de Karabagh y los melikdoms armenios. Históricamente Nagorno-Karabagh fue parte del antiguo reino de Armenia o Gran Armenia, de 331 BC a 428 AD. A partir del siglo XIII (1214), la familia de Hasan- Jalalyan, gobierna el principado de Khachen, que incluye a Nagorno-Karabagh, logrando mantener su autonomía bajo siglos de ocupación seljuk, mongol y persa. A partir del siglo XIV, el área recibe el nombre turco de Karabagh (jardín negro), que se aplica tanto a la parte montañosa (Nagorno-Karabagh), con mayoría armenia, como a las llanuras (Flat Karabagh), con mayoría azerbaijana. Los cinco principados o melikdoms de Karabagh (Gulistan, Dzraberd, Khachen, Varanda y Dizak) sucedieron
al principado de Khachen y fueron la última reliquia de una Armenia independiente. A partir del siglo XVIII los meliks o príncipes de Karabagh fueron poco a poco aceptando la soberanía del khan de Karabagh, soberano independiente desde 1747, cuando deja de reconocer la autoridad iraní. Historiadores de Armenia y Azerbaiján disputan el origen de los principados, fuentes azerbaijanas los consideran parte de la civilización de la Albania Caucásica (cristiana no armenia), imputación rechazada por las fuentes armenias.

La presencia rusa en el Caúcaso comienza a principios del siglo XIX. En 1805, por el tratado de Kurakchay, el khanato de Karabagh acepta la soberanía rusa, que decreta su abolición en 1822. La anexión rusa de Georgia (Kakheti-Kartli en 1801 e Imeretia en 1810) y los tratados de Gulistan (1813) y Turkmanchai (1828) que ponen fin a sendos conflictos entre Rusia e Irán, y el de Adrianople (1829), que pone fin a la guerra rusaotomana de 1828-29, dan a Rusia el control de las provincias y khanatos del Caúcaso.

La dominación rusa trajo importantes cambios demográficos: emigración de la población sunita a Turquía y una mayor presencia armenia proveniente de Turquía e Irán, no sólo en Azerbaiján sino también en el territorio de la actual Armenia. En 1834, la administración zarista establece el oblast armenio, incluyendo el territorio de los antiguos khanatos de Erivan y Nakhchivan, un acto que algunos historiadores
consideraron como la restauración de la Armenia Oriental histórica. Según investigaciones recientes de George Bournutian, antes de la conquista rusa, los armenios representaban el 20% de la población de Armenia Oriental. Para 1832, los armenios representaban la mitad de la población. En Karabagh, las cifras rusas de 1830 dan 19,000 armenios contra 35,000 musulmanes, con los armenios concentrados
en el área montañosa. La inmigración armenia a Transacaucasia se incrementó luego de la guerra de Crimea de 1853-6 y de la guerra de 1876-9 y también como consecuencia de las masacres de armenios a manos de los kurdos durante el reinado de Abdulhamid II (1876-1909) a mediados de los años 1890. A fines del siglo XIX, había 1,243,000 armenios en Transcaucasia.

Las autoridades zaristas desmantelaron los khanatos y en 1867, crearon dos nuevas provincias o guberniias, Bakú y Elizavetpol (ahora Ganja). Se comienza a usar el nombre de Azerbaiján en trabajos académicos y periodísticos (Swietochowski 1995:2- 16).

El conflicto en el siglo XX

Las disputas sobre Nagorno-Karabagh comenzaron en 1918, cuando Armenia y Azerbaiján se independizaron de Rusia y pelearon por la posesión de Nagorno- Karabagh, territorio que ambas reclamaron como propio. En 1921, los soviéticos consolidaron su control sobre todo el Cáucaso. Bajo el régimen soviético, el 5 de julio de 1921 el Kavburo (Bureau Comunista Caucásico) decidió mantener a Karabagh unido a Azerbaiján, mientras otra región con población mixta, Zangezur fue incorporada a Armenia, sin status especial. Al crearse el Oblast Autónomo de Nagorno-Karabagh (NKAO) el 7 de julio de 1923 en la República Socialista Soviética (RSS) de Azerbaiján, se separó la parte montañosa con
población predominantemente armenia de la parte llana con población predominantemente azerbaijana. Los azerbaijanos que quedaron bajo dominio de Armenia no recibieron autonomía. La decisión de 1921 es concebida por los armenios como un error histórico de los comunistas, en especial de Stalin, aunque éste todavía no estaba en la cima de su poder. Mientras los azerbaijanos la consideran como una decisión legal tomada por las más altas autoridades. Los azerbaijanos acusan también a los soviéticos de posiciones pro armenias, tomando como ejemplo las localidades azerbaijanas incorporadas a Armenia en 1922, y 1929 y luego en 1969, y el resettlement de más de 100,000 azerbaijanos desde Armenia en Azerbaiján a partir de 1948 para dar lugar a armenios llegados del exterior. (Gahramanova 2007:5-6), (Swietochowski 1995: 106-107), (Torres: 2010 2011).

El 1 de diciembre de 1989, el Soviet Supremo de Armenia y el Soviet regional de Nagorno-Karabagh adoptaron una resolución conjunta sobre la reunificación de Nagorno-Karabagh con Armenia. Luego de su declaración de independencia el 30 de agosto de 1991, Azerbaiján revocó el status autónomo de Nagorno-Karabagh el 26 de noviembre. No obstante, los armenios de Nagorno-Karabagh continuaron con su intento de separarse de Azerbaiján, y organizaron un referéndum (sin participación de los azerbaijanos) en el que votaron por su independencia. Ningún estado, incluido Armenia, ha reconocido la independencia de Nagorno-Karabagh declarada el 6 de enero de 1992.

El conflicto militar duró de 1988 hasta 1994, y tuvo sus momentos de mayor intensidad en 1992-3. El cese del fuego fue firmado en mayo de 1994 pero no es estable, muestra de ello son la las frecuentes violaciones de la frontera. Azerbaiján ha perdido 3.000 soldados y civiles desde entonces.

En la práctica el conflicto resultó en la ocupación del territorio de Azerbaiján. Las fuerzas de Nagorno-Karabagh, apoyados por conscriptos y soldados de Armenia, ocupan 13,4 % (11,722 km2) del territorio de Azerbaiján. Esto incluye el 92,5% del territorio de la antigua NKAO, cinco distritos fuera de Nagorno-Karabagh: Kelbajar, Lachin, Kubatly, Jebrail, y Zangelan, y segmentos significativos de otros dos: Agdam y Fizuli (aunque hay disputas entre las partes sobre el efectivo territorio controlado).

El territorio ocupado afuera de la ex NKAO es de 7409 km2, casi el doble del antiguo oblast soviético. Cuando los armenios de Nagorno-Karabagh hablan de la autoproclamada República de Nagorno-Karabagh (5089 km2), aducen que un 15% del territorio está controlado por el ejército de Azerbaiján. Este 15% incluye parte de los distritos de Martuni y Mardakert, que formaban parte de la NKAO como también del distrito de Shahumian y el asentamiento de Getashen, que no lo integraban. La autoproclamada República de Nagorno-Karabagh también considera a Lachin como parte de su territorio, aunque éste nunca formó parte de la NKAO y ningún armenio vivió allí antes del conflicto. Ambas partes han hecho limpieza étnica en los territorios que controlan. No hay cifras exactas sobre el número de refugiados y personas internamente desplazadas (IDPs), pero más de 400.000 armenios huyeron de
Azerbaiján y de las regiones en Armenia que lo bordean y más de 700.000 azerbaijanos y kurdos tuvieron que dejar Armenia, Nagorno-Karabagh y los distritos aledaños. No hay números de víctimas precisas del conflicto, pero las estimaciones hablan de 18.000 a 20.000 azerbaijanos y 25.000 armenios muertos, aunque actualmente se estima una cifra menor de muertos totales, cerca de 18.500 ( Torres: 2009 2010 2011).



Porque ocurrió el conflicto

El conflicto de Nagorno-Karabagh, en el Caúcaso del Sur es un conflicto étnicoterritorial, que difiere de otros conflictos en la región por dos factores fundamentales. Tiene dimensiones internacionales e internas, incluye por un lado a dos Estados independientes, Armenia que apoya a Nagorno-Karabagh, y Azerbaiján, de quién Nagorno-Karabagh se ha separado unilateralmente, que han participado en las acciones militares y participan de la actual fase de negociación, y por el otro, Nagorno-Karabagh, con su población armenia. Otro factor de diferenciación es que Nagorno-Karabagh es el único conflicto del Cáucaso donde fuerzas de mantenimiento de la paz no han sido nunca despachadas y hay un cese del fuego precario desde 1994.

Desde un comienzo, el conflicto se ha transformado en un conflicto Armenio-Azerbaijano, un conflicto internacional con elementos irredentistas y separatistas. A pesar de tener cuatro actores fundamentales, Armenia, Azerbaiján y las comunidades armenia y azerbaijana de Nagorno-Karabagh (esta última forzada a abandonar el territorio en conflicto), es aceptado como un conflicto entre dos partes, Armenia y
Azerbaiján (Gahramanova 2007:3). A estos cuatro actores, se podría agregar un quinto, la colectividad armenia o diáspora, fuera de esos territorios, de indudable gravitación en la vida de la república de Armenia.
La historia del conflicto nos permite comprender que la identidad etno-territorial adquiere un gran significado. Esto es particularmente manifiesto en los períodos en que un Estado central se desintegra, como en la caso de la URSS, lo que agrava los sentimientos de injusticia. Siguiendo los principios de autodeterminación, estos movimientos etno-nacionalistas reclaman en nombre del pueblo, aunque sus reclamos son de índole territorial. Inspirados en la idea del Estado-Nación, el conflicto de odio étnico, provee el terreno fértil para el desarrollo de un choque de identidad, que sin mediación y ante ciertos factores propensos: baja movilidad de la población, debido a factores geográficos, lo que refuerza la identidad étnica, narrativas históricas diferentes, gran disponibilidad de armamentos debido a la desintegración del Estado soviético y una mayor movilización como consecuencia de la perestroika, llevaron al conflicto armado (Gahramanova 2007: 3, 8).

El odio étnico sigue siendo parte del relato. Los armenios siguen insistiendo en un reconocimiento turco a las masacres de 1915-1917 en plena Primera Guerra Mundial, como genocidio, cosa a la que Turquía se opone (considera a las masacres como reubicación forzada acompañada de luchas entre las comunidades) y no hacen diferencia alguna entre turcos y azerbaijanos, a quienes consideran como amenaza a su seguridad nacional. La falta de relaciones entre Turquía y Armenia, y el cierre de la frontera entre ambos en plena guerra de Nagorno-Karabagh en 1993, unido a un proceso de normalización entre ambos iniciado en 2009 y ahora demorado, entre otras razones por las presiones de Azerbaiján, no facilitan las relaciones intercomunitarias.

En la actualidad no hay armenios en las zonas de Azerbaiján controladas por la república ni azerbaijanos en Armenia, aunque si hay 70,000 armenios en Turquía (Torres: 2010).

Algunos historiadores consideran a Nagorno- Karabagh como un tema territorial antes que de identidad nacional. Otros autores dan razones económicas, aunque los indicadores económicos de la NKAO de los años 70 y 80 no parecen indicarlo (Gahramanova 2007:4-5).

Los armenios dicen que los azerbaijanos llevaron adelante una política de discriminación cultural y socioeconómica, que llevó a la reducción de la población en Nagorno-Karabagh y aducen que teniendo en cuenta los pogroms de Sumgait en febrero de 1988 (a éstos, le siguieron pogroms de azerbaijanos en Guzdek y Spitak) y de Bakú en enero de 1990, de haber quedado Nagorno-Karabagh en Azerbaiján,


hubiera habido limpieza étnica (durante el conflicto, 613 azerbaijanos fueron masacrados en Khojaly en febrero de 1992, y Azerbaiján bombardeó las principales ciudades de Nagorno-Karabagh de mayoría armenia). Por otro lado, los azerbaijanos ven los sucesos de 1988 como una acción que fue manipulada por elementos externos y consideran que los armenios que perdieron territorios históricamente en lo que llaman Armenia Occidental (Anatolia Oriental para los turcos) intentan restablecer parte del antiguo reino de Armenia que dejó de existir en el siglo V después de Cristo.

Azerbaiján aduce que las minorías no deben ser razón para el cambio de poblaciones, habla de las minorías azerís en Georgia, Dagestan (Rusia), Irán y Turquía. No hay razones, según los azerbaijanos, para hablar de una política de discriminación cultural y política, y hablan de una vibrante vida cultural armenia antes del conflicto. En cuanto a la reducción de la población, Azerbaiján sostiene que hubo una constante del campo a las ciudades y menciona la comunidad de 250,000 armenios en Bakú como un ejemplo de vibrante vida económica (Gahramanova 2007:4-5).



Negociaciones

El grupo de Minsk de la OSCE creado en 1992 y con las copresidencias de USA, Francia y Rusia ha buscado una solución al conflicto desde entonces. El proceso de Praga facilitado por el grupo de Minsk de la OSCE busca una nueva solución desde 2004, luego del fracaso de varios planes de paz, rechazados por Nagorno-Karabagh en 1997 y Azerbaiján en 1998. Las respuestas de las partes a las negociaciones de Key
West en 2001 no se conocen. El proceso de Praga se ha distinguido de negociaciones anteriores por su modelo incremental en vez de buscar un “acuerdo comprensivo”. El proceso se mantuvo confidencial hasta que los copresidentes decidieron hacerlo público en junio-julio de 2006. Los copresidentes confirmaron que los principios se basaban en un renunciamiento al uso de la fuerza, el retiro de las fuerzas armenias de los territorios de Azerbaiján, la aceptación de un status interino para Nagorno-Karabagh, el despliegue de una fuerza de paz internacional, una reconstrucción post conflicto, el regreso de los IDPs y un referéndum o voto popular en una fecha a fijar, para determinar el status definitivo de Nagorno-Karabagh. Los principios requerirían que ambas partes hicieran importantes concesiones, Armenia tendría que aceptar retirarse de los territorios ocupados y el regreso de los IDPs y Azerbaiján un referéndum que podría terminar en la independencia de Nagorno-Karabagh.

 No obstante este proceso, hubo problemas en 2006 cuando las partes comenzaron a relacionar los principios entre sí y a volverse atrás sobre acuerdos previos. Aunque hubo intervenciones de alto nivel de Francia, Rusia y USA para facilitar un acuerdo, las dificultades continuaron. Desde entonces las reuniones se sucedieron sobre la base de los principios del grupo de Minsk de 2006 y los principios de Madrid, que no
fueron hecho públicos en un principio y que fueran presentados en la reunión ministerial de la OSCE de noviembre de 2007 en Madrid, y que se supuso en sus comienzos que mantenían en gran parte, aunque no todos, los principios de 2006 (se los hizo finalmente públicos en 2009 y 2010 en las cumbres del G-8 de l´Aquila, Italia y Muskoka, Canadá). Los seis principios anunciados en 2009 y 2010 son: el retorno de los territorios ocupados a Azerbaiján, un estatus interino para Nagorno- Karabagh, que garantice su seguridad y autogobierno, un corredor que conecte a Armenia con Nagorno-Karabagh, el status final de Nagorno-Karabagh a ser determinado en el futuro en un legally binding expression of will, el retorno de los IDPs y refugiados a sus hogares y garantías internacionales de seguridad, incluida una operación de peacekeeping. Es claro a esta altura que el status final de Nagorno-Karabagh es un tema determinante, sobre todo, la modalidad del referéndum, quién va a participar, y cuáles pueden ser las consecuencias junto al tema del retiro armenio de los territorios ocupados y la relación entre ambos. Otro tema complicado ha sido el
retiro armenio de Lachin y Kelbajar y su relación con el referéndum. Todas las reuniones de 2009, 2010 y 2011 terminaron sin resultados concretos (Torres: 2009 2010 2011), (Pashayeva: 2010).

Se podría resumir, que desde el punto de vista jurídico, Armenia exige el respeto al principio de autodeterminación de los armenios de Nagorno-Karabagh, mientras que Azerbiján exige el estricto respeto al principio de la integridad territorial. Muchos analistas sostienen que la diplomacia llamada Track One a través de representantes oficiales no ha llevado a resultados, y citan como ejemplo las negociaciones de paz desde 1994. Estos mismos analistas ven la necesidad de la diplomacia del llamado Track Two, la búsqueda y la promoción de las relaciones pacíficas entre representantes no oficiales. Hasta el momento, pocos esfuerzos se han hecho en ese sentido en este conflicto.

Fuente: http://www.cari.org.ar/pdf/argentina_azerbaiyan3.pdf

Historia de Azerbaiyán

El territorio de la actual Azerbaiyán ha sido continuamente habitada desde el Paleolítico. La primera evidencia de la fecha de alianzas tribales para el primer milenio aC, cuando los pueblos, como el Mannaians, los medos, los Cadusiis, Albanoi, y Caspians aparecieron. En el siglo séptimo antes de Cristo, el estado de los medios de comunicación apareció en lo que ahora es el sur de Azerbaiyán, que crece hasta cubrir gran parte de Oriente Próximo. Las medianas fueron desplazados por los persas aqueménidas de la dinastía, que a su vez fueron derrotados por Alejandro Magno. En el siglo cuarto, otro estado que surgió de fuentes griego llamado Atropatena, o "Tierra de los Guardianes de Fuego", y es este nombre, que refleja el predominio del zoroastrismo, que pudo haber dado el estado actual de su nombre. Cerca del comienzo de la era común Atropatena fue sucedido por un estado llamado Albania, que los romanos intentaron conquistar.

En los siglos tercero y cuarto, Azerbaiyán existió con fronteras fluidas entre el Estado sasánida en Persia y los romanos, cuyas batallas causado un gran daño, dejando a Azerbaiyán abierta a las incursiones de tribus turcas nómadas del norte, incluidos los jázaros y los hunos. Influencia externa volvió a aparecer en los siglos séptimo y octavo, cuando los árabes conquistaron gran parte de Transcaucasia. A medida que su influencia se retiraron, una serie de pequeños estados locales se han establecido, la más conocida de las cuales fue la Shirvanshahs.

En el siglo 11 Azerbaiyán fue invadida por los turcos Oguz, de la dinastía selyúcida. En el siglo 13 el desplazamiento gradual de la pre-lenguas turcas locales se completa, aunque muchos vestigios de no turcos predecesores permanecen en el idioma de Azerbaiyán. Persa, sin embargo, sigue siendo el lenguaje del arte, la ciencia y la educación.

En la década de 1230 Azerbaiyán fue conquistada por Gengis Khan, cuyo poder permaneció en el estado Il-Khanid, que a finales del siglo 14 fue desplazado por los ejércitos de Tamerlán. En el siglo 16, el Estado Safawid surgido, llegando a controlar la mayor parte de la tierra entre el Syr Darya y el Éufrates, y el restablecimiento de la agricultura y el comercio destruido bajo los mongoles. En el siglo 17, se convirtió en el Safawids Persianized, lo que hizo la actual disminución de Azerbaiyán en importancia.

En el siglo 18 se convirtió en Azerbaiyán la intersección de los imperios turco, persa y ruso, así como el enfoque de los intentos de Gran Bretaña y Francia para bloquear la expansión de Rusia. La parte norte del territorio se incorporó a Rusia en el primer tercio del siglo 19, pero el área no fue importante hasta la década de 1880, cuando el petróleo abundante de la zona cobró importancia comercial. La parte sur de lo que originalmente era Azerbaiyán se ha mantenido en Irán, a excepción del período 1941-1946, cuando fue ocupada por las tropas soviéticas.

Cuando la revolución rusa de 1917 llegó, las tropas turcas otomanas se mudó a Azerbaiyán, y más tarde las fuerzas británicas controlaban la capital, Baku. El Musavat de Azerbaiyán, o Partido de la Igualdad, estableció un gobierno, declaró su independencia de Azerbaiyán, y recibió el reconocimiento diplomático de varios estados. Azerbaiyán fue invadida por los rusos rojos bolcheviques del Ejército en abril de 1920, y Azerbaiyán se declaró el estado soviético. En 1922 pasó a formar parte de la República Socialista Federativa de Transcaucasia, junto con Georgia y Armenia. Que se disolvió en 1936, cuando los tres estados fueron cada uno por separado convertido en repúblicas socialistas soviéticas.



En 1988, las llamadas por los armenios étnicos que viven en Nagorno-Karabaj de Azerbaiyán (NK), región a ser incorporados en la República de Armenia llevó a un conflicto abierto que duró hasta 1994. Esta zona predominantemente armenia había sido reclamado sin éxito por los armenios en la década de 1920, en el momento de la creación de Azerbaiyán soviético. La incapacidad para resolver el conflicto de NK fue uno de los problemas que en última instancia redujo Mijail Gorbachov y se desintegró la Unión Soviética. La violencia étnica y civil en enero de 1990 llevó a la ocupación de Bakú por las fuerzas armadas soviéticas y la sustitución de Moscú de Abdulrakhman Vezirov con Ayaz Mutalibov como jefe república. Durante este período de ley marcial, la legislatura electa Mutalibov como presidente en mayo de 1990. Se declaró la independencia el 30 de agosto de 1991, y Mutalibov se reafirmó como presidente en una elección popular, sin oposición en septiembre de 1991.

En diciembre de 1991, los armenios de NK celebró un referéndum (boicoteadas por los azerbaiyanos local) que aprobó la independencia de NK y se eligió un Consejo Supremo, que el 6 de enero de 1992, declaró su independencia de NK y vano un llamamiento para un reconocimiento mundial. Después de una tarde 02 1992 masacre de civiles de Azerbaiyán en la ciudad de Jodzhali en Nagorno-Karabaj, Mutalibov fue acusado de no proteger a los ciudadanos de Azerbaiyán y obligado por el opositor nacionalista Frente Popular de Azerbaiyán (FPA) y otros a renunciar como presidente. Su reemplazo, el legislativo cabeza Yakub Mamedov, se vio obligado a renunciar en mayo de 1992, frente a más militares de Azerbaiyán derrotas en NK. Mutalibov fue restituido luego por los leales en el Soviet Supremo, pero tuvo que huir dos días después, cuando la APF tomaron el poder. Ex disidente soviético y líder de la APF Abulfaz Elchibey, fue elegido presidente en un concurso popular en junio de 1992.

El gobierno nacionalista tomó varios movimientos para cortar sus lazos con Rusia, incluyendo exigiendo la retirada de las tropas rusas, negándose a participar como miembro de la Comunidad de Estados Independientes, la negociación con las empresas occidentales para desarrollar sus recursos petroleros, y la mejora de las relaciones con Turquía. Sin embargo, las pérdidas militares en Nagorno-Karabaj aumentado. En 1993, Heydar Aliyev, quien había sido el líder del Partido Comunista de la República 1971 hasta 85, pero luego fue derrocado y desacreditado por el líder soviético Mijail Gorbachov, comenzaron a presionar para el despido de Elchibey.

Un intento fallido por parte del gobierno Elchibey en junio de 1993 para desarmar a las fuerzas paramilitares en la ciudad de Ganja precipitó la caída del gobierno y brindó la oportunidad de Aliyev para recuperar el poder. Estas fuerzas fueron dirigidas por Suret Huseynov, anteriormente a cargo de las tropas en Nagorno-Karabaj, que había sido despedido por Elchibey. Las fuerzas de Huseynov, suministrado con el equipo ruso, derrotó a un ataque del Ejército de Azerbaiyán y comenzaron a marchar en Bakú. Su gobierno en el caos, Elchibey Aliyev invitados a venir a Bakú, y el 15 de junio, apoyó la elección de Aliyev por la legislatura como su nuevo presidente. Elchibey huido a la República Autónoma Nakhchiveni (NAR) el 17 de junio. El 24 de junio de 1993, el quórum de los legisladores se reunieron desnudo y despojado formalmente Elchibey de los poderes presidenciales, transfiriéndolos a Aliyev. Huseynov demandada y se le dio el cargo de primer ministro.

El 3 de octubre de 1993, Aliyev fue elegido presidente con el 98,8% de los votos. El referéndum y las elecciones no eran vistas como "libres y justas" por muchos observadores internacionales debido a la supresión de la APF y la participación de la oposición. A finales de septiembre de 1994, la policía y otros en Bakú puso en marcha un supuesto intento de golpe. Aliyev oscura alusión a la participación rusa. Después de derrotar el intento de golpe de Estado, Aliyev también acusó al primer ministro Huseynov de la participación de los principales, y Huseynov huyó del país. Otros intentos de golpe de Estado fueron reportados en 1995 y 1999. Todos los intentos de golpe de Estado desencadenado detenciones masivas de opositores Aliyev.

El 11 de octubre de 1998, corresponde Aliyev Presidente derrotó a otros cinco candidatos y fue elegido para un segundo mandato de cinco años, que reciben más del 76% de 4,3 millones de votos emitidos. Los principales "oposición constructiva" candidato que se Etibar Mamedov del Partido de la Independencia Nacional (PIN), que recibió el 11,6% de los votos. La mayoría de los observadores internacionales juzgar el voto no "libres y justas", citando irregularidades múltiples, aunque también señaló que la elección marcó una cierta mejora en el pluralismo político.

El conflicto con los separatistas armenios en su región de Nagorno-Karabaj sigue afectando a Azerbaiyán. Azerbaiyán afirma que las fuerzas de NK ocupan más del 20% del territorio de Azerbaiyán en y alrededor de NK. El conflicto se ha traducido en cerca de 30.000 bajas en ambos bandos y unos 840.000 refugiados azerbaiyanos y personas desplazadas (y más de 300.000 armenios). La Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) se inició el "Grupo de Minsk de" conversaciones de paz en junio de 1992. Un ruso mediada por alto el fuego acordado en mayo de 1994 y se formalizó por un armisticio firmado por los ministros de Defensa de Armenia y Azerbaiyán, y el comandante del ejército NK el 27 de julio de 1994 (y reafirmó un mes más tarde). Negociaciones de Moscú se llevaron a cabo por los lados, con una representación simbólica de la OSCE, junto con el Grupo de Minsk conversaciones. Con un fuerte apoyo de EE.UU., de la OSCE en su reunión de Budapest acordado en diciembre de 1994 para enviar fuerzas de paz de la OSCE en la región en el marco de las Naciones Unidas égida si un acuerdo político podría ser alcanzado. Rusia y la OSCE accedió a unir sus esfuerzos de mediación. Francia ha sido nominado como co-presidente en 1996. Esto provocó críticas por parte de Azerbaiyán de que los franceses habían aparecido pro-armenio, lo que lleva a los asientos de copresidentes de EE.UU., francés y ruso. (Azerbaiyanos Muchos han expresado reservas acerca de la objetividad de Rusia como mediador, citando sus lazos de defensa a Armenia.) Directo entre Armenia y Azerbaiyán contactos por los presidentes y consejeros también se han producido.

Las perspectivas de una solución negociada sigue siendo difícil debido a que la partes permanecen distantes sobre las cuestiones más sustantivas, como la ubicación y la composición de una fuerza de mantenimiento de la paz y la última condición política de NK. Las reuniones personales por los dos presidentes generado esperanzas de que una declaración de intenciones podría ser emitido en noviembre de 1999 Cumbre de la OSCE, pero sucesos tales como las renuncias de algunos funcionarios de Azerbaiyán, aparentemente opuestas a las propuestas de NK, enfermedad Aliyev, y los asesinatos octubre de 1999 en Armenia (aparentemente sin relación a las conversaciones NK) apareció para establecer el progreso.

Las conversaciones de paz entre Armenia y Azerbaiyán se llevaron a cabo en París y en Florida en 2001, pero en diciembre de 2002, el teniente general Seyran Ohanian, comandante en jefe de las fuerzas armadas de Nagorno-Karabaj, advirtió Azerbaiyán que el ejército del enclave era "mejor preparada que nunca antes "y" listo para repeler al enemigo "y llevar a cabo una contraofensiva exitosa debe entrar en conflicto comenzar. Presidente Aliyev en septiembre de 2002 dijo a los representantes del Grupo de Minsk de que "el estado de ánimo de la gente está cambiando. Ellos están comenzando a perder la esperanza en una solución pacífica y están llegando a la opinión de que tenemos que recuperar nuestra tierra a nosotros mismos por todos los medios necesarios .... Se ha sido ... casi diez años desde la Groupwas Minsk creado. ¿Cuánto tiempo más podemos seguir hablando de un acuerdo de paz? "

En 2001, Estados Unidos levantó la prohibición de la ayuda impuestas durante el conflicto NK después de Azerbaiyán proporcionó el espacio aéreo y la inteligencia de los Estados Unidos después del 11 de septiembre 2001 los ataques terroristas.



En septiembre de 2002, comenzó la construcción de un gasoducto de miles de millones de dólares para llevar el petróleo del Caspio de Azerbaiyán a Turquía a través de Georgia. El Gobierno celebró un referéndum el 24 de agosto de 2002 y aprobar 39 cambios a la Constitución. Algunos de los artículos más importantes en cuestión eran la abolición del sistema proporcional de elección de los diputados al parlamento nacional, haciendo que el primer ministro, no el presidente del parlamento, un presidente interino en caso de que el presidente no es capaz de ejercer sus funciones , y dar a los tribunales inferiores de nivel el derecho de prohibir los partidos políticos. Líderes de la oposición argumentó que la abolición del sistema proporcional podría dañar el sistema multipartidista en el país y fortalecer aún más la élite gobernante. Además de esto, la oposición denunció que el presidente Aliyev intención de nombrar a su hijo Ilham primer ministro y luego retirarse, allanando así el camino para su hijo a convertirse en el próximo presidente. Presidente Aliyev también aprobó la adición de una disposición de la Ley sobre Secretos de Estado, lo que haría los editores y periodistas de medios de comunicación locales responsables de la difusión de secretos de Estado. El gobierno afirmó que no había casi 100% de apoyo para los cambios constitucionales con la participación de votantes del 88%, mientras que grupos de la oposición afirmó participación fue de cerca de 15%, lo que haría nula la votación. Los manifestantes pidieron la renuncia del presidente Aliyev y para la celebración de elecciones libres y justas. Los partidarios de más de 30 partidos de la oposición, incluido el Musavat partidos mayoritarios, el Frente Popular, el Partido Democrático de Azerbaiyán y el Partido de la Independencia Nacional de Azerbaiyán, realizaron marchas el 14 de septiembre de 2002 instando a las autoridades a cancelar los resultados del referéndum. El 27 de octubre y de nuevo el 24 de noviembre de ese año, los partidos de la oposición marcharon de nuevo bajo la bandera del movimiento unido de oposición, alegando que más de 50.000 personas participaron en las marchas.

Fuente: http://www.ikuska.com/asia/datos/historia/azerbaiyan.htm


Sobre la escalada de la tensión en 2016

¡Malditas casualidades! Entre el 30 de marzo y el 2 de abril del 2016 sucedieron tres acontecimientos seguidos: John Kerry se encontró con el presidente de la República de Azerbaiyán Ilham Aliyev,  en el que se planteaba la necesidad de una “solución definitiva basada en los principios de derecho internacional” respecto al conflicto que tiene este país con la República de Armenia por la región autónoma de Nagorno Karabaj. Dos días después, el vicepresidente de EEUU Joe Biden recibía en la Casa Banca a Aliev y al presidente de Armenia Serzh Sargsián para tratar del mismo tema y con el mismo enfoque. El día 2 de abril, los ejércitos azerí y armenio se acusaban mutuamente de haber violado la línea que separa Nagorno Karabaj (Artsaj para los armenios) de Azerbaiyán. Murieron unas 30 personas, entre ellos un niño, y cerca de 200 resultaron heridas en el ‘incidente’ más grave entre ambos países desde 1994, año que se estableció un alto el fuego sin que concluyera en un acuerdo de paz. La guerra, oficialmente, nunca había terminado.

Azerbaiyán sigue reclamando la soberanía sobre esta micronación de mayoría armenia, que con el apoyo de la República de Armenia, se declaró independiente, aunque se encuentra en el territorio azerí. El conflicto que empezó en febrero de 1988 puso fin a 65 años de paz que vivieron ambas repúblicas socialistas en el marco político de la Unión de las Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS). Ya entonces, los armenios de Nagorno Karabaj, empadronados en Azerbaiyán, habían pedido ser integrados en la República de Armenia. La incapacidad de los líderes de ambas naciones, tras la desintegración de la URSS, para resolver este conflicto de forma negociada, les llevó a una terrible guerra que dejó alrededor de 30.000 muertes (con pogromos incluidos) y un millón de desplazados y refugiados. Al parecer, para los políticos azeríes y armenios tenían más valor los 12 kilómetros cuadrados de tierra, piedras y rocas de Karabaj que las vidas humanas destrozadas de forma irreversible.

Anécdotas históricas

Artsaj, antiguo nombre de Nagorno Karabaj, que pertenecía hace unos 3000 años al reino armenio de Urartu, empezó a llamarse Ghara Bagh «Gran Jardín» (de la combinación de dos términos turco y persa), quizás a partir del siglo XVI, hasta que en la era soviética se le añadió la palabra rusa Nagorno «Montañoso». Esta región que hasta 1813 formaba parte de Irán, fue conquistada por el Imperio Ruso, junto con Daguestán, Georgia, y partes de Azerbaiyán y Armenia. Las autoridades soviéticas mantuvieron la división territorial zarista de esta región, dejando que fuese una provincia de la República Socialista de Azerbaiyán, quizás porque no había tensión entre las dos comunidades, o quizás no convenía provocar la enemistad del entonces presidente de Turquía Kemal Ataturk. Y eso a pesar de que los azeríes, que hablan un dialecto de las lenguas túrquicas sólo desde el siglo XVI, no son turcos, sino de origen medo, uno de los pueblos arios, al igual que los persas y los kurdos. De hecho Azerbaiyán significa La Tierra de Fuego, haciendo referencia a este elemento sagrado de la religión de Zaratustra, y posible lugar de nacimiento de aquel filósofo.

Objetivos de EEUU

Aunque en este conflicto Azerbaiyán ha sido respaldado por EEUU-Turquía y Armenia por Rusia, los dos países caucásicos intentan ampliar sus alianzas en todas las direcciones. Azerbaiyán apoyó las operaciones militares rusas en Chechenia y se ha acercado a Moscú, consciente de que los eslavos seguirán siendo la potencia hegemónica en el Cáucaso, y Armenia negocia con la Unión Europea para salir del aislamiento. Ambos países, por otro lado, han solicitado adherirse a la Organización de Cooperación de Shanghái (la OCS), dirigida por Pekín y Moscú. En este marco, los principales objetivos de Washington son:

. Desmantelar la Unión Económica Euroasiática, que integra Rusia, Armenia, Kazajistán, Bielorrusia y Kirguistán. En diciembre de 2012, Hillary Clinton amenazó con “retrasar o prevenir de forma eficaz” la ampliación de este estratégico mercado común. Un año después empezó la guerra de Ucrania, con la participación activa del senador John McCain durante las movilizaciones organizadas por las fuerzas próximas al fascismo ucraniano en Maydan, y de Victoria Nuland, la siniestra portavoz del Departamento de Estado de los EEUU, organizando el caos en la frontera europea de Rusia. Está por ver si puede aplicar este modelo en Armenia, para minar la alianza Moscú-Ereván.

. Crear otro foco de tensión simultánea en la periferia de Rusia, junto con Ucrania, Afganistán y Siria.

. Forzar a Rusia a dar una solución definitiva al problema de Nagorno Karabaj, cediéndolo a Azerbaiyán, sin importar sus terribles consecuencias para la población armenia.

. Impedir que Moscú desde Armenia pueda armar a la guerilla del Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK), esparcidos por las montañas que comparte este país con Turquía.

. Provocar otra guerra en las fronteras de Irán, que soporta desde hace tres décadas los conflictos de Afganistán y de Irak.

. Explotar el potencial del conflicto para derivar a una guerra étnico-religiosa entre armenios cristianos y azeríes que, a pesar de ser chiitas, son apoyados por la Turquía y Arabia saudí sunnita.

.Intentar no perder a un Azerbaiyán díscolo, ya que es una valiosa justificación para que EEUU se quede en la zona.

El lugar de Azerbaiyán en la agenda de EEUU

Bakú para Washington es:

. El único aliado de EEUU en la cuenca del Caspio.

. La ruta Norte del suministro de combustible, alimentos y equipamientos a los soldados de la OTAN en Afganistán. La Sur es Pakistán.

. Suministrador de petróleo a Europa, potencial contrapeso al gas ruso. Además, es un país donde las compañías petroleras estadounidenses han hecho grandes inversiones en la industria petrolífera azerbaiyana. Se trata de otro episodio de la guerra líquida en Eurasia.

. Una plataforma territorial desde donde se puede vigilar los movimientos militares de Rusia y de Irán en la región. Las Fuerzas Especiales de EEUU están instaladas en las costas azeríes del Mar Caspio.

. Es el aliado militar musulmán-chiita de Israel, siendo además vecino de Irán.

Tras el derribo del avión ruso Su-24 por Turquía el pasado mes de noviembre, Moscú ha reforzado su presencia militar en sus bases situadas en las ciudades armenias de Erebuni y de Gyumri, ambas a pocos kilómetros de la frontera con Turquía, o sea, de la OTAN. El año pasado Moscú y Ereván firmaron un tratado de defensa aérea regional, provocando la ira de Turquía. A Vladimir Putin no le interesa esta escalada de tensión (¡aunque provoque un pequeño incremento del precio del petróleo!), pues afectará a la exportación de su gas, preparará el terreno para las actividades de los grupos terroristas, y habrá más intervenciones de la OTAN bajo el pretexto de practicar la guerra contra el terror.

Karabaj, que no tiene salida al mar, se comunica con el mundo sólo a través de su frontera con Irán y el pasillo Lechin que le une a Armenia. Datos que impiden su viabilidad como un Estado independiente, en un medio tan hostil.

Este conflicto internacional debería ser atendido, no por las potencias mundiales y regionales, sino por las Naciones Unidas. Quizás les conviene a Bakú y Ereván mantener el statu quo de Nagorno Karabaj. Las amenazas asimétricas, en una zona que practica juegos de suma cero, requieren alianzas asimétricas y soluciones inauditas y extrañas.

Fuente: http://blogs.publico.es/puntoyseguido/3266/nagorno-karabaj-una-nueva-amenaza-de-guerra-en-eurasia/




Amon Amarth - Twilight of the Thunder Gods



No hay comentarios:

Publicar un comentario